Share
Migración

Mientras aumenta el debate por la inmigración, estos son los proyectos de ley pendientes en el Congreso

Migracion

Gloria Mendoza, de 26 años, se reunió con manifestantes en la Trump Tower, en Nueva York, el 5 de septiembre pasado (Carolyn Cole / Los Angeles Times).

(Los Angeles Times)

Cuando el presidente Trump retiró la protección de deportación para quienes llegaron sin autorización a los EE.UU. durante la niñez, le encargó al Congreso la elaboración de un plan de inmigración para revisar el sistema.

Un acuerdo inicial alcanzado con los demócratas enfatizaba la protección de los llamados Dreamers, al tiempo que reforzaba la seguridad fronteriza para evitar que otros sigan ingresando sin permiso al país. Pero durante el fin de semana, la Casa Blanca dio a conocer términos mucho más duros, entre ellos los fondos para la construcción del muro fronterizo y nuevos límites a la inmigración autorizada.

A raíz de las profundas divisiones sobre el tema, la aprobación de la reforma será difícil. No obstante, como el tema está instalado en el Congreso hace años, ya existen varios proyectos de ley que podrían proporcionar una base o piezas claves para encontrar un nuevo paquete de normas de inmigración.

A continuación, un vistazo a algunos de ellos:

El Dream Act

  • Llamado así por ‘Development, Relief and Education for Alien Minors’ (Desarrollo, alivio y educación para menores extranjeros).
  • Presentado en julio por la senadora Lindsey Graham (R-Carolina del Sur) y el senador Dick Durbin (D-Illinois) en el Senado, y por las representantes Lucille Roybal-Allard (D-Downey) e Ileana Ros-Lehtinen (R-Florida) en la Asamblea.
  • Tiene nueve copatrocinadores en el Senado (tres republicanos y seis demócratas) y 200, mayormente demócratas, en la Asamblea.

El partido demócrata ha apoyado el Dream Act, un proyecto de ley de larga data que ofrecería a los Dreamers una vía hacia la ciudadanía si continúan en el sistema de educación superior, el ejército o la fuerza de trabajo del país. Los líderes demócratas ofrecieron adosar al Dream Act medidas de seguridad fronteriza para llegar a un compromiso con Trump y los republicanos.

La ley otorgaría estatus de residente permanente condicional a quienes eran menores de 18 años cuando llegaron al país, han permanecido en él por al menos cuatro años, no han sido condenados por ciertos delitos y cumplen con algunos requisitos educativos. Este estatus sería válido por ocho años.

Eventualmente, estas personas podrían solicitar el estatus de residente permanente -y la ciudadanía- si hubieran recibido un título universitario o completado dos años en un programa, servido en las fuerzas armadas por dos años o si hubieran estado empleados por un total de tres años.

El proyecto también incluye disposiciones que prohibirían que el gobierno utilice información de las solicitudes de DACA para el control inmigratorio, y alienta a los estados a ofrecer beneficios de educación superior a los estudiantes que se encuentran en el país indocumentados.

El RAC Act

  • Llamado ‘Recognizing America’s Children Act’ (Reconocer a los niños de los EE.UU.).
  • Presentado en marzo por el representante Carlos Curbelo (R-Fla.) en la Cámara.
  • Tiene 34 copatrocinadores, mayormente republicanos.

El RAC Act también establece un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes, pero espera un compromiso de más tiempo en educación superior, el ejército o la fuerza de trabajo. El programa estaría disponible para quienes llegaron a los EE.UU. antes de los 16 años y están aquí desde 2012. Si son mayores de 18 años, podrían solicitar un estatus de residente permanente condicional por cinco años, si tuvieran un equivalente a un diploma de secundaria o certificado y fueron admitidos en un colegio o universidad o autorizados para trabajar. Entonces podrían extender ese estatus por otros cinco años si se hubieran graduado, hubieran pasado tres años en el ejército o estado empleados durante al menos cuatro años. Una vez que se les otorga una extensión, podrían solicitar el estatus de residente permanente legal y luego la ciudadanía.
El Succeed Act

  • Llamado ‘Solution for Undocumented Children through Careers Employment Education and Defending our Nation Act’ (Solución para los niños indocumentados a través de carreras, empleo, educación y la defensa de nuestro país).
  • Presentado en septiembre por el senador Thom Tillis (R-Carolina del Norte) en el Senado.
  • Tiene dos copatrocinadores republicanos.

El Succeed Act es la versión del Senado republicano de una vía de 15 años para la ciudadanía de los Dreamers.

Los solicitantes deben firmar una exención por la cual perderían cualquier beneficio inmigratorio futuro si violan los términos de su estatus, algo que los críticos temen que deje a los inmigrantes indefensos. No obstante, los defensores señalan que reducirá la inmigración ilegal en el futuro.

Los inmigrantes que tenían menos de 31 años en el momento en que se implementó DACA podrían solicitar el estatus de residente condicional si llegaron al país antes de los 16 años y antes de junio de 2012. Para extender este estatus por otros cinco años deben haber cursado ocho semestres en un instituto de educación superior, servido en el ejército durante tres años o haber sido empleados durante cuatro años.

El proyecto de ley también impide que los padres de los niños indocumentados reciban beneficios y que los jóvenes soliciten la ciudadanía de sus padres.

El Bridge Act

  • Llamado ‘Bar Removal of Individuals who Dream and Grow our Economy Act’ (Prohibición de la remoción de individuos que sueñan y hacen crecer nuestra economía).
  • Presentado en enero de 2017 por los senadores Lindsey Graham (R-Carolina del Sur) y Dick Durbin (D-Ill.) en el Senado, y por los representantes Mike Coffman (R-Colo.) y Luis Gutierrez (D-Ill.) en la Cámara.
  • Tiene nueve copatrocinadores en el Senado (tres republicanos y seis demócratas) y 31 copatrocinadores bipartidistas en la Cámara.

 
El Bridge Act ofrecería a las personas elegibles para DACA un alivio de la deportación, así como autorización de empleo durante tres años, desde la promulgación de la ley.

El programa protegería a los actuales beneficiarios de DACA y a los nuevos solicitantes que cumplen con requisitos de educación o trabajo similares y tienen por lo menos 15 años de edad, llegaron a los Estados Unidos antes de los 16 y han estado aquí por lo menos una década.

El Raise Act

  • Llamado ‘Reforming American Immigration for Strong Employment Act’ (Reforma de la inmigración estadounidense para un empleo más fuerte).
  • Presentado en febrero por los senadores Tom Cotton (R-Ariz.)  y David Perdue (R-Ga.) en el Senado, y en septiembre por el representante Lamar Smith (R-Tex.) en la Cámara.
  • Tiene un copatrocinador republicano en el Senado y 20 en la Cámara.

 
El Raise Act está diseñado para reducir las tasas generales de inmigración, incluida la inmigración permitida. Sus defensores argumentan que impulsaría la economía al ser más selectivo con la inmigración, aunque otros refutan ese postulado.

La ley crearía un sistema basado en puntos para evaluar a los inmigrantes potenciales en su nivel de educación, habilidad en el idioma inglés, ofertas de trabajo altamente pagadas, edad y récord de logros.

También limitaría las protecciones para los miembros de la familia extendida de los inmigrantes, limitaría el número de refugiados a quienes se les ofrece residencia permanente a 50,000 por año y eliminaría la Lotería de Visas de Diversidad, que ofrece 50,000 visas anualmente a países con bajas tasas de inmigración a los Estados Unidos.

La ley, que Trump ya dijo que apoyaría, reduciría la inmigración general en un 50% en 10 años, según un detalle informativo de los legisladores patrocinadores.

El Border Security for America Act

  • Presentado en julio de 2017 por el representante Michael McCaul (R-Texas) en la Cámara.
  • Tiene 70 copatrocinadores republicanos.

El ‘Border Security for America Act’ (Ley de Seguridad Fronteriza para los EE.UU.) aumentaría los fondos, los recursos y los agentes a lo largo de la frontera sur.

La ley asignaría $10,000 millones de dólares para infraestructura y tecnología en la frontera, $5,000 millones de dólares para mejorar y modernizar los puertos comerciales y un total de $145 millones de dólares para reembolsar a las autoridades estatales y locales, y a miembros de la Guardia Nacional que trabajan a lo largo de la frontera sur.

También añadiría 5,000 agentes de patrulla fronteriza y 5,000 funcionarios de aduanas y protección fronteriza, y alentaría a los funcionarios de inmigración a seguir más de cerca a quienes permanecen en el país más allá del límite establecido por sus visas.

Los líderes demócratas, que adelantaron que no apoyarán un proyecto de ley para financiar un muro fronterizo, ofrecieron enlazar el Dream Act con una versión anterior de un proyecto de ley de seguridad fronteriza, también presentado por McCaul. Dicha propuesta, de 2013, aprobada por unanimidad en la Cámara, alentaría a los legisladores a estudiar el impacto de la aplicación de la ley de inmigración y la seguridad fronteriza antes de asignar recursos.

Otras medidas relacionadas con la inmigración

La llamada Anti-Border Corruption Reauthorization Act (Ley de reautorización anticorrupción), que ha aprobado la Cámara, facilitaría los requisitos de contratación con prueba de polígrafos para los empleados de Aduanas y Protección Fronteriza, en pos de fomentar la flexibilidad y la eficiencia en la contratación.

La Ley Davis-Oliver daría a los funcionarios estatales y locales más autoridad para hacer cumplir las normas de inmigración y negar la ayuda federal a los estados que no cumplan con la política federal.

El Accountability through Electronic Verification Act (Ley de responsabilidad a través de la verificación electrónica) requeriría que los empleadores utilicen un sistema electrónico para determinar si un empleado es elegible para trabajar en el país.

El Refugee Program Integrity Restoration Act (Ley de restauración de la integridad del programa de refugiados) limitaría el número de refugiados admitidos en los Estados Unidos a 50,000 por año.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí