Anuncio
Share

Alarma en un pueblo de Texas tras una redada de 4 días por inmigración

Foto de archivo

Foto de archivo

Cientos de inmigrantes latinos se congregaron ayer en la Alcaldía de Corsicana (Texas) para solicitar a las autoridades locales protección tras una redada del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés) que dejó 26 indocumentados detenidos.

Según informó ayer el ICE, la operación, que concluyó este domingo, duró cuatro días y fueron detenidos 27 ciudadanos mexicanos con antecedentes penales (26 en Corsicana y uno en Dallas).

Los antecedentes incluyen la conducción bajo los efectos del alcohol, tráfico de personas, robos, violencia intrafamiliar, venta de alcohol a menores de edad y participación en actividades criminales.

De todos los detenidos, tan solo dos tienen un proceso de deportación considerado de “alta prioridad”, aseguró el ICE.

“Los agentes juegan un rol significativo en hacer de nuestras comunidades lugares más seguros arrestando a indocumentados con antecedentes y expulsándolos de los Estados Unidos”, dijo Simona Flores, directora de deportaciones del ICE en la región de Dallas.

Los habitantes de Corsicana denunciaron en la audiencia celebrada ayer en la Alcaldía que los agentes migratorios hicieron un operativo “puerta a puerta” y que muchos de los detenidos no tienen antecedentes por delitos con violencia.

"¿Vamos a convertirnos en otra Arizona?”, se preguntó Patricia Hinojosa, una líder comunitaria.

Los inmigrantes indocumentados pueden ser expulsados de Estados Unidos con una condena por un delito significativo o si acumulan tres faltas menores. Además, desde enero de 2014 los indocumentados que ingresan al país pueden ser detenidos.

En 2014 fueron deportados 316.000 indocumentados, según el comunicado oficial.


Anuncio