Últimas noticias Migración
Especial

FOTOS: Llamando a la puerta de Estados Unidos: seguimiento a la caravana de migrantes

José Tulio Rodríguez, de 30 años y oriundo de Honduras, coloca una lona americana sobre su tienda de campaña dentro del complejo deportivo Benito Juárez, que se está utilizando como refugio, en Tijuana, México. (Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

A menos de 20 millas del centro de San Diego, miles de migrantes de América Central están acampados en la frontera de EE. UU. con México, con la esperanza de buscar asilo en los Estados Unidos. En las semanas transcurridas desde su llegada, hubo puntos candentes, como un choque con las autoridades y un cierre temporal de la frontera. Un refugio que los alberga está abarrotado, lo que causa ansiedad en cientos o miles de migrantes en camino.

Fotógrafos de The San Diego Union-Tribune lo siguen, desde las playas de Playas de Tijuana, donde los migrantes escalaron las cercas, hasta el desbordante refugio Benito Juárez. Esta es una selección de su trabajo.

Última actualización: viernes 30 de noviembre a las 5:41 p.m.

Viernes 30 de noviembre

Los inmigrantes centroamericanos, que se alojaban en el refugio del complejo deportivo Benito Juárez, se ven reflejados en un espejo mientras viajan en un autobús hacia el nuevo albergue El Barretal ubicado a once millas de distancia en Tijuana el viernes. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Juan Alberto Matthew acuna a su hija Lesly Alberto Matthew, de 7 años, mientras esperan a que Mark Lane, de la Fundación Humanitaria Minoritaria, les entregue pañales del tamaño adecuado en un refugio para inmigrantes centroamericanos en Tijuana, México. Lesly tiene parálisis cerebral y no había recibido su medicamento desde que estaba en Honduras. (Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

Jueves 29 de noviembre

Una tormenta de lluvia del jueves dejó el refugio temporal inundado con muy pocos lugares secos para los migrantes de América Central que viajaron con la caravana y llegaron a Tijuana, México. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Diosana López de Honduras, de siete años, atraviesa un charco dentro del refugio. (Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

Martes 27 de noviembre

A última hora de la tarde, otros 180 migrantes llegaron de Mexicali a Tijuana. El grupo se refugió en el Complejo Deportivo Benito Juárez que actualmente se usa como refugio temporal. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Después de bañarse en las duchas abiertas, Nelson Ruiz y su esposa, Damari Alejandra Tajeda, caminan de regreso a su tienda en ropa mojada. La joven pareja de Honduras llegó a Tijuana con la caravana de migrantes centroamericanos. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Un oficial de la Guardia Costera de los Estados Unidos a bordo del cortador Forrest Rednour vigila las aguas cerca de la frontera cerca de las playas de Playas de Tijuana, donde grupos de migrantes habían escalado previamente la cerca de la frontera. (Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

Domingo 25 de noviembre

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. da instrucciones a los migrantes que se encuentran cerca de la frontera con EE. UU. en México para que se alejen. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

El puerto de entrada de San Ysidro fue bloqueado por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza y del Departamento de Seguridad Nacional al mediodía del domingo cuando se inició una marcha de protesta de la caravana de migrantes en el lado fronterizo de Tijuana. Ningún vehículo o peatón tuvo permiso para entrar o salir de México durante cinco horas. Esta es una vista desde el paso elevado en el Camino de la Plaza mirando hacia el norte a los vehículos y oficiales de CHP que bloquean la Interestatal 5 hacia el norte y la Interestatal 805. (John Gastaldo para The San Diego Union-Tribune)

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. despliega gas CS sobre los migrantes que se niegan a alejarse del cable de concertina que se encuentra a lo largo de la frontera de EE. UU. y México cerca de San Ysidro. Agentes dijeron que habían sido golpeados con piedras. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Los migrantes en la caravana de América Central cruzan una línea establecida por la Policía Federal de México y luego intentan acceder al Puerto de Entrada de San Ysidro. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Jueves 22 de noviembre

Los migrantes tienen banderas hondureñas, mexicanas y estadounidenses cuando ellos y otros centroamericanos que marcharon al cruce fronterizo para solicitar asilo en los Estados Unidos son detenidos por una fila de oficiales de la Policía Federal Mexicana. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Un joven con el grupo de migrantes centroamericanos que marcharon desde un refugio a la frontera para solicitar asilo en los Estados Unidos se sienta frente a una fila de oficiales de la Policía Federal de México, ya que los agentes impiden que los migrantes se acerquen más a los Estados Unidos. - Frontera México. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Un oficial de la Policía Federal de México les dice a los migrantes centroamericanos, que marcharon desde un refugio hasta el cruce de la frontera para solicitar asilo, que es inútil hacerlo porque las solicitudes de asilo no se procesan en el cruce de la pasarela. Una línea de policías federales con equipo antidisturbios impide que la multitud de migrantes se mueva más cerca de la frontera de EE. UU. y México en Tijuana. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Miércoles 21 de noviembre

Mariano Bautista, miembro de una iglesia de Tijuana llamada Tabernáculo de Adoración Familiar, encabeza a un grupo de migrantes en oración fuera del refugio temporal para migrantes en Tijuana, México. (Eduardo Contreras / The San Diego Union-Tribune)

Una mujer y su hija esperan afuera del refugio temporal. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Martes 20 de noviembre

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, habla sobre la seguridad fronteriza y la caravana de migrantes en San Diego luego de recorrer brevemente la frontera. (Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

Los marines estadounidenses desplegados en la frontera de EE. UU. y México en San Diego trabajan para fortalecer el muro fronterizo con cable de concertina en el puerto de entrada de Otay Mesa. A raíz de la llegada de grupos con la caravana de migrantes centroamericanos, se adoptaron medidas de seguridad más estrictas. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Lunes 29 de noviembre

Un refugio temporal para migrantes, abierto desde fines de octubre, está ayudando a las familias migrantes con recursos como alimentos, agua, refugio, servicios legales y transporte, ya que inicialmente fueron procesados para el asilo. (John Gastaldo para The San Diego Union-Tribune)

Un niño pequeño duerme en una cuna en el refugio temporal. (John Gastaldo para The San Diego Union-Tribune)

Domingo 18 de noviembre

Manifestantes protestan en la Zona Rio cerca del monumento de Cuauhtémoc. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Más tarde, los migrantes marcharon a la ubicación de uno de los refugios temporales establecidos para la caravana de migrantes de América Central. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Sábado 17 de noviembre

Marlon Valle mira en un espejo roto cuando un compañero hondureño se corta el cabello en el refugio. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Los hombres y los niños se bañan en la cerca de un campo de béisbol en el refugio. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Los migrantes levantan las manos mientras claman por la ropa que entrega Trinity United Presbyterian Church mientras se encuentran fuera del refugio. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Virnes 16 de noviembre

Las personas cargan sus teléfonos en cualquier toma de corriente que puedan encontrar en el complejo deportivo que se ha convertido en un refugio para migrantes. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Jueves 15 de noviembre

Un trabajador en el lado estadounidense instaló concertina en la frontera de EE. UU. y México en Playas de Tijuana, México. (Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

Los funcionarios del estado de Baja California visitan el refugio temporal establecido para algunos de los migrantes. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Martes 13 de noviembre

Después de que la caravana llegó a Tijuana en autobús y después de una breve parada para comer, algunos se fueron a caminar a las Playas de Tijuana. Al llegar a la frontera de EE. UU. y México, muchos decidieron escalar la cerca con la Patrulla Fronteriza de EE. UU. en el lado norte de la cerca observando. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Una caravana de inmigrantes de América Central llegó a Tijuana en autobús y, después de una breve parada para una comida, se fueron caminando a La Playa. Un individuo levantó el brazo al ver la frontera entre Estados Unidos y México poco después de que la caravana de migrantes centroamericanos llegara a Tijuana en autobús. (Nelvin C. Cepeda / The San Diego Union-Tribune)

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
66°