Anuncio

Récord de familias con menores cruzan la frontera sur, según diario

Familias de migrantes continúan en busca de asilo desde la garita de el Chaparral, frontera con EE.UU., en Tijuana (México). EFE/Archivo

Familias de migrantes continúan en busca de asilo desde la garita de el Chaparral, frontera con EE.UU., en Tijuana (México). EFE/Archivo

EFE

Un total de 16.658 personas acompañadas de sus familiares cruzaron de manera irregular en septiembre la frontera sur, lo que ha supuesto un récord histórico, informó hoy el diario The Washington Post.

Según el periódico, que cita estadísticas oficiales no publicadas, estas cifras, que engloban a familias con menores, representan un incremento del 80 % en relación a las recogidas en julio.

Las autoridades no suelen revelar el número total de familias que atraviesan el límite, sino que el dato que ofrecen es el de personas que cruzan acompañadas de parientes.

En agosto pasado, los miembros de familias que llegaron al país ilegalmente fueron 12.774, lo que significó el 34,02 % del total de inmigrantes que cruzaron la frontera, de acuerdo a los datos difundidos hace semanas por Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Al ser preguntada por Efe, la portavoz del DHS Katie Waldman aseguró que no tienen “los números oficiales para informar en este momento”, pero que los resultados de familias que llegan ilegalmente por la frontera sur serán “muy probablemente” este año “números récord”.

El máximo histórico se produce después de que a finales de junio, el presidente, Donald Trump, decidiera, en medio de numerosas críticas, dar marcha atrás en sus políticas de separar familias de inmigrantes en la frontera, unas prácticas que efectuaba desde abril.

Los datos llegan en un contexto en el que el pasado viernes el propio periódico informó de que la Administración se planteaba volver a separar familias de inmigrantes con menores, mientras esperan a que se resuelva su proceso de deportación.

Waldman recordó hoy a Efe que “bajo la dirección del presidente, el DHS continúa examinando todas las opciones para asegurar las fronteras y mantener a las comunidades estadounidenses a salvo”, incluyendo el trabajo con los socios centroamericanos y México.

Trump y su Gabinete han considerado desde su aplicación que las separaciones de familias actuarían como elemento disuasorio para los inmigrantes que buscan acceder de manera irregular al país y creen que es necesario endurecer las políticas migratorias para evitar que entren.


Anuncio