Anuncio
Share

Arzobispo pide por los indocumentados y que se detenga separación familiar

El arzobispo de Los Ángeles José Gómez se pronunció por reunificar a las familias separadas en la frontera y a favor de que el Congreso apruebe una ley bipartidista que solucione el problema migratorio. EFE/ARCHIVO

El arzobispo de Los Ángeles José Gómez se pronunció por reunificar a las familias separadas en la frontera y a favor de que el Congreso apruebe una ley bipartidista que solucione el problema migratorio. EFE/ARCHIVO

EFE

El arzobispo de Los Ángeles José Gómez se pronunció por reunificar a las familias separadas en la frontera y a favor de que el Congreso apruebe una ley bipartidista que solucione el problema migratorio.

Un conocido defensor de los inmigrantes, Gómez presidirá hoy una celebración eucarística que cierra una novena de oración por los indocumentados, por los “soñadores”, como se conoce a los beneficiarios de DACA, y por las víctimas de la trata de personas.

El arzobispo de la segunda archidiócesis más grande del país, con cerca de 5 millones de fieles, saludó en la semana que el presidente Donald Trump firmase una orden ejecutiva que pone fin a la separación de los menores indocumentados aprehendidos en la frontera junto a sus padres.

No obstante, insistió en la necesidad de que el Congreso llegue a un acuerdo sobre una reforma migratoria que corrija los errores actuales y garantice la seguridad de la frontera del país, además de proporcionar “un claro camino a la ciudadanía para los soñadores”.

El arzobispo ha manifestado ya su rechazo a la política de “tolerancia cero” con la inmigración ilegal, que lleva a procesar criminalmente a los adultos que llegan irregularmente al país, algo que antes no se hacía y que originó la separación de más de 2.500 niños de sus padres cuando estos eran privados de libertad.

En la misa de hoy se escucharán los testimonios de dos jóvenes inmigrantes, uno de los cuales será Adam, un niño salvadoreño que logró reunirse con su madre en Los Ángeles después de tres intentos buscando asilo en el país, y quien contará su experiencia antes del inicio de la misa.

De igual forma, la joven mexicana Paulina Ruíz, beneficiaria de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y quien sufre de parálisis cerebral y actualmente cursa estudios de maestría, contará cómo ha podido recibir en este país cirugías y tratamientos muy difíciles de obtener en México.

“Nuestros líderes tienen el solemne deber de proteger nuestras fronteras nacionales y de hacer cumplir nuestras leyes de inmigración. Nadie cuestiona esto. Pero tenemos que encontrar una mejor manera de hacerlo”, escribió Gómez su más reciente columna publicada en el periódico “Vida Nueva” de la archidiócesis.

“Lo que estamos haciendo ahora en las fronteras está equivocado. Lo que demuestran los debates de inmigración es que lo que se está haciendo se basa en el partidismo cruel y en los cálculos políticos egoístas de nuestros políticos”, ahondó el religioso.


Anuncio