Anuncio
Share

Patrulla Fronteriza destaca apoyo de la Guardia Nacional en Arizona

Soldados de la Guardia Nacional desplegados en la frontera con México por orden del Presidente, Donald Trump, han asistido desde el pasado 6 de abril a 1.200 arrestos y al decomiso de 1.360 libras de marihuana en Arizona, informó hoy la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). EFE/Archivo

Soldados de la Guardia Nacional desplegados en la frontera con México por orden del Presidente, Donald Trump, han asistido desde el pasado 6 de abril a 1.200 arrestos y al decomiso de 1.360 libras de marihuana en Arizona, informó hoy la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). EFE/Archivo

EFE

Soldados de la Guardia Nacional desplegados en la frontera con México por orden del Presidente, Donald Trump, han asistido desde el pasado 6 de abril a 1.200 arrestos y al decomiso de 1.360 libras de marihuana en Arizona, informó hoy la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“Nuestra agencia se basa en algunos de los mejores profesionales para cumplir con nuestros objetivos y ejecutar nuestra misión”, dijo el jefe de la Patrulla Fronteriza, Rodolfo Karish, mediante un comunicado de prensa.

Karish indicó que contar con el apoyo de la Guardia Nacional le otorga una ayuda muy necesaria a los agentes fronterizos.

Como un ejemplo de esta cooperación, destacó los hechos del pasado miércoles, cuando pilotos de la Guardia Nacional asistieron en la detención de seis traficantes de drogas en el área desértica al oeste de la población de Ajo, Arizona.

Los soldados detectaron la presencia de los hombres desde el aire y guiaron a los agentes fronterizos hasta su ubicación, donde además de los arrestos decomisaron 284 libras de marihuana.

En abril, el Presidente Trump ordenó el envió de soldados de la Guardia Nacional para asistir a la Patrulla Fronteriza.

La decisión de Trump llegó después de días de protestas del presidente sobre una caravana de cientos de inmigrantes centroamericanos que se dirigía a Estados Unidos, aunque la Casa Blanca atribuyó la medida al aumento en la llegada de indocumentados al país desde el mes de febrero.

En Arizona, los soldados han sido asignados a trabajos de vigilancia aérea, de cámaras de vídeo y mantenimiento de autos, con el propósito de que más agentes fronterizos estén disponible para recorrer la frontera y arrestar inmigrantes indocumentados y traficantes de drogas.

El mes pasado, el presidente del Sindicato de la Patulla Fronteriza, Brandon Judd, calificó el despliegue de los solados a la frontera como “un desperdicio colosal de recursos” en entrevista con medios nacionales.

Alrededor de 1.600 soldados de la Guardia Nacional están desplegados a lo largo de la frontera con México y se espera que pronto otros 750 se agreguen a puestos de apoyo.


Anuncio