Anuncio
Share

Convocan huelga en Wisconsin para protestar por las políticas migratorias

Los convocantes han denominado a la jornada un "Día sin Inmigrantes y Latinos", en el que a los inmigrantes que no trabajen, que cierren sus negocios, saquen a sus niños de las escuelas, boicoteen el consumo y vayan a marchar a la ciudad de Waukesha, del condado del mismo nombre y considerado el más conservador del estado. EFE/Archivo

Los convocantes han denominado a la jornada un “Día sin Inmigrantes y Latinos”, en el que a los inmigrantes que no trabajen, que cierren sus negocios, saquen a sus niños de las escuelas, boicoteen el consumo y vayan a marchar a la ciudad de Waukesha, del condado del mismo nombre y considerado el más conservador del estado. EFE/Archivo

EFE

Más de 100 comercios se han comprometido a cerrar sus puertas el próximo Primero de Mayo en Wisconsin, en una jornada en la que se prevé miles de personas se movilicen para protestar contra medidas que consideran antiinmigrantes.

Los convocantes han denominado a la jornada un “Día sin Inmigrantes y Latinos”, en el que a los inmigrantes que no trabajen, que cierren sus negocios, saquen a sus niños de las escuelas, boicoteen el consumo y vayan a marchar a la ciudad de Waukesha, del condado del mismo nombre y considerado el más conservador del estado.

Según informó hoy en conferencia de prensa la activista Christine Neumann-Ortiz, de Voces de la Frontera, se buscará enviar un mensaje al alguacil del condado, Eric Severson, para que no implemente el programa 287g, un acuerdo de colaboración entre las agencias locales y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

“Ese programa debe ser condenado y eliminado por completo de Waukesha”, declaró la activista, a quien le preocupa que el condado pase a integrar la lista de 76 jurisdicciones que se inscribieron en el programa en respuesta al llamado del presidente Donald Trump para aumentar y acelerar las deportaciones de indocumentados.

“Hay mucha incertidumbre en las comunidades por esta colaboración”, declaró por su parte Gabriel Quintero, un activista que vive indocumentado desde 1999 en Waukesha.

La Oficina del Alguacil ha informado que la capacitación de sus agentes se realizará a partir de mediados de junio, por lo que “ahora es el momento de demostrar unidad y el peso de nuestra contribución económica” en el estado, dijo Neuman-Ortiz.

Voces de la Frontera y otros grupos comunitarios buscan repetir el mismo efecto de protestas anteriores en el estado que tuvieron un impacto político y consiguieron bloquear, por ejemplo, el ingreso del condado Milwaukee al programa 287g, además de otras iniciativas opuestas a la ley santuario.

Los activistas también reclaman al gobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker , que se vuelvan a emitir licencias de conducir a los indocumentados, suspendidas en 2007.

“Si de verdad quieren seguridad en las ciudades, que vuelvan a otorgar licencias para que la gente pueda manejar sin miedo”, dijo en la conferencia de prensa el sacerdote Emanuel Ríos.

Las protestas del Primero de Mayo se concentrarán en la ciudad de Waukesha, que tiene 70.000 habitantes, de los cuales 18.000 son inmigrantes hispanos, a la que llegaran autobuses con gente desde 12 ciudades del estado.

Habrá una marcha que partirá del parque Cutler, hasta el local de la corte del condado, “todos bajo la bandera de la hermandad hispana y sin divisiones”, anunció la puertorriqueña Carmen de la Paz, de la organización comunitaria Casa Esperanza.


Anuncio