Anuncio
Share

Corte confirma bloqueo contra recorte de fondos de Trump a ciudades santuario

Una corte federal en Chicago reafirmó hoy el bloqueo a las nuevas reglas del presidente estadounidense, Donald Trump, que reducen fondos federales a las ciudades que ofrecen santuario a los indocumentados. EFE/ARCHIVO

Una corte federal en Chicago reafirmó hoy el bloqueo a las nuevas reglas del presidente estadounidense, Donald Trump, que reducen fondos federales a las ciudades que ofrecen santuario a los indocumentados. EFE/ARCHIVO

EFE

Una corte federal en Chicago reafirmó hoy el bloqueo a las nuevas reglas del presidente estadounidense, Donald Trump, que reducen fondos federales a las ciudades que ofrecen santuario a los indocumentados.

El panel de tres jueces, todos ellos nombrados por presidentes republicanos, dictaminó que había evidencias fuertes de que el Gobierno federal excedió su autoridad al imponer nuevos estándares en julio pasado para la concesión de la subvención Edward Byrne Memorial Justice, destinada a los departamentos policiales.

La demanda contra un memorando del fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, fue presentada por el alcalde de Chicago, Rahm Enmanuel, con el argumento de que la ciudad podría sufrir un “daño irreparable” en sus relaciones con la comunidad inmigrante si cumpliera los nuevos estándares del Departamento de Justicia.

Harry Leinenweber, juez de la corte federal de apelaciones del séptimo circuito, concedió primero un bloqueo preliminar, que se extendió a todo el país donde había en esos momentos unas 600 ciudades y condados que ofrecían santuario a los inmigrantes indocumentados y podrían ser afectadas por la medida.

En su memorando, Sessions había dicho que se negarían los fondos porque las ciudades santuario “no cumplen voluntariamente” con la ley federal que insta a los Gobiernos locales a compartir con las autoridades federales información sobre el estatus migratorio de las personas bajo su custodia.

Según apuntó, esas ciudades limitan el cumplimiento de las retenciones de indocumentados en las cárceles, pedidas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), no informan cuando un indocumentado está por ser liberado y prohíben que las fuerzas policiales pregunten sobre el estatus migratorio de las personas en encuentros rutinarios.

Uno de los jueces del panel de apelaciones argumentó sobre la posibilidad de que el bloqueo rigiera solamente en Chicago, pero los otros dos se impusieron al considerar justificada la vigencia de la restricción en todo el país.


Anuncio