Anuncio

Conferencia aborda cómo tejer alianzas de protección de inmigrantes

La décima Conferencia Nacional de Integración de Inmigración (NIIC) abordó hoy propuestas para forjar una alianza innovadora y efectiva en pro de la defensa de los inmigrantes y refugiados, en medio del desalentador panorama creado por la retórica contra ellos lanzada desde el Gobierno. EFE/ARCHIVO

La décima Conferencia Nacional de Integración de Inmigración (NIIC) abordó hoy propuestas para forjar una alianza innovadora y efectiva en pro de la defensa de los inmigrantes y refugiados, en medio del desalentador panorama creado por la retórica contra ellos lanzada desde el Gobierno. EFE/ARCHIVO

La décima Conferencia Nacional de Integración de Inmigración (NIIC) abordó hoy propuestas para forjar una alianza innovadora y efectiva en pro de la defensa de los inmigrantes y refugiados, en medio del desalentador panorama creado por la retórica contra ellos lanzada desde el Gobierno.

“Construyendo alianzas en tiempos difíciles” fue el lema de la sesión con la que se inició la segunda jornada de esta reunión a la que asisten en el Centro de Convenciones de Phoenix unos 1.000 activistas, expertos, autoridades y portavoces de grupos proinmigrantes bajo el lema “Y justicia para todos”.

Los participantes intercambiaron sus puntos de vista sobre el soporte que deben de brindar a los inmigrantes durante la administración del presidente Donald Trump.

Nicole Melaku, directora ejecutiva para la Coalición de los derechos de los Inmigrantes en Colorado, señaló a Efe que durante esta época de deportaciones se busca difundir las acciones de las organizaciones para brindar “un poco de paz” a los inmigrantes.

“Tenemos que estar más unidos y ser más fuertes, hay organizaciones que están creando políticas a nivel estatal que los protegen, contamos con licencias en Colorado y otros estados, además de ofrecer políticas de santuarios en algunos condados, son estrategias para parar las separaciones de familias”, sostuvo.

Como parte de estas alianzas, añadió, trabajan de la mano con los distritos escolares para ayudar a proteger a las familias y llevar información a la comunidad por medio de grupos de negocios como las cámaras de comercio.

“Se trata de educar a la comunidad bajo varios canales, hay mucha gente que se acerca a nuestro movimiento para informarse y ver cuál es su rol o papel de crear política a nivel estatal”, detalló.

Por su parte, Jorge Escobar, director de servicios nacionales de la organización CASA, indicó a Efe que las políticas dentro de las organizaciones han cambiado y ahora se enfocan en la defensa, más que en los trámites.

“Antes era ayudar a los inmigrantes a beneficiarse de programas como DACA (Acción Diferida), lograr su ciudadanía, ahora estamos en una posición de ampliar los servicios legales y de defensa”, subrayó.

“DACA ya no existe, muchos recursos utilizados anteriormente a esos rubros ahora se enfocan en la defensa, que conozca sus derechos, cómo lidiar como la custodia de sus hijos, acudir a servicios legales, qué preguntas deben de responder cuando un elemento policiaco se les enfrenta”, explicó.

Escobar dijo que a raíz de los cambios políticos los sindicatos se han unido más con las comunidades y los consulados en la zona fronteriza cuentan con nuevas estrategias que proveen nuevos servicios a sus connacionales.

“Lo más difícil con lo que se tiene que lidiar es el miedo, antes había esperanza en los años de Barack Obama, se veía un camino, de repente llega el gran choque con Donald Trump, y cosas tan simples como ir a la escuela, al mercado, a la iglesia, son un ejercicio más de supervivencia que un acto cotidiano”, expresó.

Claudia Franco Hijuelos, cónsul de México en Phoenix, dijo a Efe que las organizaciones en Estados Unidos y el Gobierno mexicano trabajan para unir fuerzas en favor de los inmigrantes.

“Es una política de tiempo atrás pero ahora reforzada debido al contexto que se desarrolla. Cuando las normas cambian, el énfasis debe de estar en la información para que conozcan sus opciones y puedan planear a futuro”, explicó.

Mencionó que una de las estrategias que están impulsando es a difusión entre la comunidad migrante acerca de las opciones que existen en México en términos de educación y empleo en caso de que deseen regresar a su país de origen.

Petra Falcón, directora de Promesa en Arizona, dijo que las organizaciones y activistas se han convertido en aliados en busca de un bien común: la protección de los inmigrantes y refugiados.

Falcón destacó un proyecto que busca la naturalización entre inmigrantes con residencia permanente y condiciones para ello, como manera de protegerlos y a la vez de incentivar la economía local

“Nos reunimos con la organización ‘Ciudades por la Ciudadanía” y ya son más de 40 ciudades en Estados Unidos cuyos alcaldes apoyan este proyecto de naturalización. Phoenix y Tucson (ambas en Arizona) se acaban de unir para afianzar estos lazos en beneficio de los inmigrantes”, concluyó.


Anuncio