Anuncio
Share

Marchan por los derechos y la inclusión de los inmigrantes

Unas 300 personas se manifestaron en El Paso, Texas, para promover los derechos de los inmigrantes.

Unas 300 personas se manifestaron en El Paso, Texas, para promover los derechos de los inmigrantes.

(EFE)

Cerca de 300 personas se manifestaron en la ciudad fronteriza de El Paso (Texas) para promover los derechos de los inmigrantes, su inclusión y la dignidad humana, en el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Los participantes, en su mayoría mujeres y menores inmigrantes de origen mexicano, marcharon por varias manzanas, desde la Universidad de Texas en El Paso hasta la Plaza San Jacinto, ubicada en la zona Centro de la ciudad, algunos con pancartas alusivas al tema, y otros con banderas de Estados Unidos.

El mensaje de los participantes es en contra de la xenofobia y el racismo, y a favor de la inclusión, afirmó Fernando García, director ejecutivo de la Red por los Derechos Humanos, organización que coordinó la manifestación.

“Hay niños, mujeres, personas de edad, estudiantes. Es una reacción a toda esta agenda antiinmigrante que está encabezando Donald Trump”, dijo García durante la marcha.

A la manifestación acudieron personas de varias zonas aledañas, pertenecientes a agrupaciones que se han sumado a la lucha a favor de los derechos de los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

“Estamos aquí porque creemos en la dignidad de todos los humanos, y yo creo que con el presidente que viene vamos a tener problemas con gente que viene para ser americano”, dijo Omar Reyes, de 44 años, residente de Santa Teresa (Nuevo México) y quien asistió a la manifestación junto con personas de la Unión de Enfermeros.

En la Plaza San Jacinto, mejor conocida como ‘Plaza de los Lagartos’, los manifestantes lanzaron consignas, tales como "¡Trump, escucha, estamos en la lucha!”, y bailaron al ritmo de la música de Los Tigres del Norte y Vicente Fernández.

Un grupo de matachines del grupo Danza San Judas Mateo, perteneciente a la Iglesia San Ángel, bailaron al son de un tambor, ataviados con tradicionales trajes, color rojo, con estampados de la Virgen de Guadalupe, huaraches y penachos con los tonos de la bandera mexicana.

Al evento acudieron varios estudiantes que aspiran a ser beneficiados con el programa DACA (Acción Diferida), el cual garantiza a ciertos jóvenes indocumentados que no serán deportados y les permite continuar sus estudios universitarios.

“Acabo de graduarme de Northwest Early College, pero ya no pude seguir porque necesito un seguro social para que me den ayuda financiera”, mencionó Liliana Reyes, de 20 años, quien asistió con su bebé recién nacido.

Dijo que es importante manifestarse en las calles para contrarrestar el clima de racismo y exclusión que se ha comenzado a sentir en la región.

El acto, denominado “Por la Inclusión, la Dignidad y los Derechos”, forma parte de una serie de actividades que ha anunciado la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, en las que se incluirá un tercer evento en las inmediaciones del río que divide a Estados Unidos y México: “Abrazos, No Muros”.

Con el fin de proteger a familias de inmigrantes indocumentados de los eventuales embates del presidente electo Donald Trump, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos ha lanzado una campaña educativa, basada en la Constitución de Estados Unidos.

Aún se desconoce qué medidas decidirá adoptar Trump, pero durante la campaña prometió expulsar a los once millones de indocumentados que viven en el país -una propuesta que más tarde suavizó- y sugirió la posibilidad de retirar la ciudadanía a los hijos de inmigrantes sin papeles, además de construir un muro en la frontera.


Anuncio