Anuncio
Share
Migración

Esconden a migrantes en iglesias de Estados Unidos

MIGL.jpg
Una familia de migrantes refugiada en una iglesia de Las Cruces, Nuevo México.
(Getty Images)

Ante redadas del Gobierno estadounidense contra indocumentados...

Ante redadas del Gobierno estadounidense contra migrantes indocumentados, familias que se presumen en riesgo de ser deportadas son resguardadas en iglesias con apoyo de la organización ‘Sombrilla Sindical’ de Estados Unidos, Canadá y Alaska.

Ramón Becerra, asesor de la agrupación que estuvo en el Congreso de Jalisco, informó que en templos de California, Illinois, Texas, Florida, Nevada, y Washington, se ha dado alojamiento a unas 45 familias de indocumentados.

“Las familias se van a las iglesias con ayuda de los líderes religiosos, ahí les hacen espacio; nosotros mandamos personajes a que ayuden a construir en las iglesias espacio para que puedan esas familias, las que deciden, ir a esconderse en las Iglesias, tengan dónde vivir”, indicó Becerra, quien es originario de Jalisco y recibió un reconocimiento del Legislativo local por su labor social en Estados Unidos.

“Por los Sindicatos que representan a estos migrantes, por las iglesias a las que ellos pertenecen y otras organizaciones sin fines de lucro, estamos en contacto con esas personas para darles la mejor asesoría de cómo cuidarse durante las redadas; tenemos que proteger a esas personas y les estamos dando la información más adecuada de qué se debe hacer y qué no se debe hacer”, añadió.

Los resultados del operativo ordenado por el presidente de EEUU...
Anuncio

El asesor sindical comentó que a los migrantes que se refugian en iglesias, además de un espacio para dormir se les apoya con alimentación y asesoría legal.

"(Las redadas) están afectando a las familias bastante, no salen de sus casas, llaman a las Iglesias y las Iglesias nos llaman a nosotros; en muchos casos las familias deben ir a las Iglesias, se quedan viviendo en las Iglesias, las Iglesias los ayudan, les dan de comer, los están apoyando”, declaró Becerra.

“Miran su caso, los asesoran, qué necesitan, y les empiezan a dar todo lo necesario; si necesitan vivir en la Iglesia o llevarles comida a su casa”, destacó.

Ir de viaje es un placer, y para los aventurados hay varios lugares en el mundo muy extremos donde la travesía incluye arriesgar la vida.

Anuncio


Anuncio