Anuncio
Share

‘Mexicano y corrupto no son sinónimos’a

El ingeniero de 55 años, egresado de la UNAM, está al tanto de los asuntos políticos que ocurren en ambos lados de la frontera.

El ingeniero de 55 años, egresado de la UNAM, está al tanto de los asuntos políticos que ocurren en ambos lados de la frontera.

“Yo sé que soy la excepción y no la norma”, dice el migrante mexicano, Eduardo Ballina, residente legal en California desde los años ochenta.

El ingeniero de 55 años, egresado de la UNAM, está al tanto de los asuntos políticos que ocurren en ambos lados de la frontera.

En junio de 2014, le llamó la atención que un empresario como Donald Trump buscara la nominación del Partido Republicano, por lo que prestó especial atención al mensaje del magnate.

“La primera ofensa fue el día que él hizo su anuncio de campaña. Se me ocurrió ver qué decía un empresario que se estaba lanzando de candidato. Cuando dijo que cuando México manda mexicanos no nos manda lo mejor, me molestó.

“Ese día me enteré que a los pocos días Trump iba a estar en Los Ángeles para dar una plática en el Hotel Luxor. Hice mis cartones y me fui y puse ‘ingeniero, inmigrante y políglota, ni criminal, ni violador’”.

El mexicano lamenta que hayan pasado meses antes de que el Gobierno federal reaccionara a los dichos de Trump.

“La respuesta oficial me pareció muy templada, muy tibia, insuficiente. Se están esperando a última ahora, qué bueno que se está haciendo pero pues ya hay un efecto Trump, y aunque él desapareciese el día de mañana, la mala vibra que él ha plantado va a tener una inercia. Hay que contrarrestar toda esa mala imagen que tenemos para allá", comenta.

Aunque considera que los dichos de Trump son equivocados, reconoce que México tiene sus problemas y un gran talón de aquiles: la corrupción.

Por eso, se ha convertido en el principal promotor de la Ley 3de3...en Estados Unidos.

“Hay partes que no son fáciles de defender, como por ejemplo el tema de la corrupción. También ahí he estado activo desde allá, promoviendo Ley 3de3, fui contacto en Estados Unidos para recoger firmas allá, coordinando con otras gentes, abrimos cinco puntos de entrega.

“Queremos que vean que sí existe el tema, pero también hay mexicanos que están luchando en contra de la corrupción, o sea, no es sinónimo mexicano y corrupto”.


Anuncio