Anuncio
Share

Violencia rampante en México; en Guerrero la ola de secuestros no se detiene

Diversas mantas aparecieron hace unos días en distintos puntos de Chilpancingo, Guerrero, en las que se acusa a mandos militares de presuntamente estar coludidos con un grupo de la delincuencia organizada.

Diversas mantas aparecieron hace unos días en distintos puntos de Chilpancingo, Guerrero, en las que se acusa a mandos militares de presuntamente estar coludidos con un grupo de la delincuencia organizada.

Fuentes del gobierno del estado dieron a conocer que en las últimas 24 horas, tres personas fueron privadas de su libertad en distintos municipios de Guerrero, aunque una de ellas pudo escaparse de sus captores.

Fuentes oficiales informaron que este jueves en la noche, un joven denunció que fue secuestrado por un grupo de hombres armados cuando viajaba en un vehículo en la carretera de Iguala a Cocula, a la altura de la comunidad de Metlalapa, en la región Norte del Estado.

Sin embargo, durante el trayecto, el joven escapó de sus captores.

Durante su cautiverio se percató que otras dos personas, entre ellas un adulto, los tenían privados de su libertad.

En su declaración ministerial, esta persona que pudo escaparse, dijo que durante el tiempo que estuvo en cautiverio, los delincuentes los obligaron a caminar por un cerro.

Autoridades estatales dieron a conocer que en Teloloapan, un empleado de una tienda en la localidad de Oxtotitlán, del municipio de Teloloapan, fue privado de su libertad.

Sin embargo, los delincuentes lo dejaron en libertad luego de que se percataron de que esta persona no era el dueño de esta tienda.

Fuentes extraoficiales, señalan que las dos personas de Metlalapa, del municipio de Cocula, siguen en poder de los secuestradores.


Anuncio