Anuncio
Share

Narcos actúan con el gobierno

Los titulares de la Secretaría de Gobernación (Segob), comparecieron ante diputados y senadores para explicar la fuga del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán.

Los titulares de la Secretaría de Gobernación (Segob), comparecieron ante diputados y senadores para explicar la fuga del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán.

(Mario Guzmán / EFE)

La fuga del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, el pasado 11 de julio, revela los “vínculos directos” del narcotráfico con las instituciones y prueba su madurez, lo que los convierte en organización mafiosa, señaló hoy el escritor italiano Roberto Saviano.

En un artículo publicado por el diario El Universal, el autor de “Gomorra” afirmó que es “difícil imaginarse” que la huida de “El Chapo” del penal de máxima seguridad Altiplano I, en el céntrico Estado de México, se ejecutara “sin el apoyo importante de la estructura carcelaria y la policía”.

Guzmán es “una prueba evidente de que llamar todavía a los cárteles mexicanos sólo ‘narcos’ es una imprecisión: los cárteles mexicanos ya son una mafia, es decir, estructuras capaces de tener reglas, jerarquías que no responden instintivamente a mecanismos de gangsterismo del tipo ‘si no pagas, te mueres’”, valoró Saviano.

Esta “complejidad” vuelve a los cárteles mexicanos suficientemente “maduros” como para definirlos como “organizaciones mafiosas”, aseveró el escritor.

“Y no puede haber mafia sin vínculos directos con la política, con los empresarios, con el poder judicial; lazos que van más allá del simple soborno y la corrupción”, afirmó en el artículo el también periodista.

Según el escritor, en la evasión de “El Chapo” mucha gente “hizo la vista gorda”, y ello conlleva que en México se deba encontrar “una estrategia que combata la mafia que no sea sólo militar, sino política y económica”.

Aunado a ello, Saviano reiteró que fue una “decisión arriesgada” y una prueba de la “debilidad” del gobierno de Enrique Peña Nieto no extraditar al narcotraficante inmediatamente a Estados Unidos, tal y como ya dijo en entrevista el pasado año tras la captura del jefe del cártel de Sinaloa en febrero de 2014.

El pasado 25 de junio Estados Unidos formuló la petición formal de extradición de Joaquín Guzmán, lo que precipitó la fuga de el capo, agregó Saviano.

En este contexto, afirmó que Guzmán, incluso preso, se mantuvo como líder “indiscutible” del cártel de Sinaloa y afirmó que, con su forma de actuar, superó el modelo instaurado por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar porque “no tiende al monopolio ni a la sustitución política en primera persona”.


Anuncio