Anuncio
Share

Prefieren yerberos y limpias a terapias

Algunas personas confían más en las limpias que en terapia.

Algunas personas confían más en las limpias que en terapia.

Ante conflictos emocionales, muchas personas prefieren acudir con yerberos, sanadores y curanderos, en lugar de ir con un psicoterapeuta profesional, aseguró Helena González Vallejo, coordinadora académica en el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt.

Expuso que esto se debe a los estigmas en torno a la psicoterapia y la falta de una red de apoyo emocional.

“Además, es muy probable que no tengan una red de apoyo, que no tengan familiares que les den soporte ni amigos a su alrededor”, señaló.

“No tienen de qué agarrarse. Entonces, ir por la limpia o a que les lean las cartas les da esperanza. Buscan cómo salir de sus conflictos, buscan respuestas a situaciones que no saben cómo solucionar”.

Para González Vallejo, experta en terapia humanista Gestalt, el riesgo de optar por estas prácticas alternativas es que hay personas para quienes las limpias o la lectura de cartas se vuelve algo religioso y ya no pueden actuar sino reciben orientación por parte de quienes realizan esas actividades.

“Eso es muy radical. Hay una falta de conciencia. Se vuelven personas que responden automáticamente a ciertas indicaciones de una figura de poder, pero no hay un análisis”, explicó.

En cambio, puntualizó, la terapia ayuda a las personas a responsabilizarse de sus decisiones y a elaborar sus respuestas a los problemas que enfrentan.

“La terapia busca que la persona viva mejor siendo quien es. El objetivo es ayudarla a darse cuenta de quién es y a responsabilizarse de ello”, comentó.

“Tienen que identificar qué deben hacer para que su vida esté mejor. Y si algo no está bien, o si hay alguien que está interfiriendo, saber cómo dar respuesta a ello sin esperar a que el mundo o los astros o los planetas se acomoden para encontrar la respuesta”.


Anuncio