Anuncio

No solo “El Chapo” se fuga en México, nueve inmigrantes hacen boquete y huyen de instalaciones migratorias

Foto de archivo de inmigrantes en México.

Foto de archivo de inmigrantes en México.

Nueve extranjeros que esperaban su deportación, cinco de ellos con antecedentes penales, huyeron la noche del domingo a través de un boquete que uno de los fugados hizo en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) en Nuevo León.

El escape trascendió ayer por fuentes policiacas y personal del INM lo confirmó anoche, pero el Instituto descartó pronunciarse oficialmente.

Los informantes policiacos precisaron que los evadidos fueron tres hondureños, dos salvadoreños, un guatemalteco, un dominicano, un colombiano y un estadounidense.

Cuatro de los extranjeros esperaban su repatriación luego de purgar penas en cárceles del estado, mientras que el quinto, originario de República Dominicana, tenía antecedentes en su país.

El hecho se registró el domingo a las 19:00 horas, en el edificio del INM en la Avenida Lázaro Cárdenas, cerca del cruce con Río Nazas, en el sur de Monterrey.

Una fuente que, de acuerdo con testimonios de migrantes que no huyeron, el boquete fue planeado y ejecutado por un guatemalteco identificado como Roni Alberto Hernández Ramírez, de 28 años, que estuvo preso en el Estado por delitos contra la salud.

También huyeron Santini Bernal Zapata, colombiano de 25 años detenido por robo con violencia; Franklin Omar Lainez, hondureño de 28 años con antecedentes de narcomenudeo, y Polo Hernández Rodríguez, estadounidense cuya edad no se precisó y había sido arrestado por violencia física.

Además, escapó Alfio Abraham Collado Peralta, cuya edad no se informó y en República Dominicana fue capturado por tráfico de drogas y robo.

Asimismo se fugaron Polo Hernández Rodríguez, los hermanos Neri Antonio y Reyes Antonio Rivas Cruz, y Alfio Abraham Collado Peralta, de quien se dijo se fugó pese a tener enyesados ambos tobillos.

No se dio la edad de ninguno de estos cuatro evadidos.

Según fuentes ministeriales, durante 15 días, el guatemalteco usó un trozo de metal para raspar la pared de su cuarto y hacer un boquete para escapar.

No obstante, el INM lo rechaza.

Añadió que, tras darse a conocer la huida, uno de los guardias fue cesado y se descartó emitir un comunicado oficial al asegurar que no son personas de alta peligrosidad y que las personas con antecedentes penales ya habían purgado su pena.


Anuncio