Anuncio
Share

No hay castigo para autoridades o personas que abusan a inmigrantes en México

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Pese al compromiso de México de proteger a los indocumentados a través del Programa Frontera Sur y la creación de fiscalías especializadas, las sanciones por delitos contra personas migrantes son casi nulas.

En cambio, las actividades de control se han intensificado, advierte un informe elaborado por la Oficina de Washington para América Latina (Wola, por sus siglas en inglés) en colaboración con defensores de los migrantes.

El reporte “Un camino incierto. Justicia para delitos y violaciones a los derechos humanos contra personas migrantes y refugiados en México”, presentado recientemente, expone que en Oaxaca, por ejemplo, en cuatro años sólo se han dictado cuatro sentencias de un total de 383 delitos denunciados y 96 averiguaciones previas abiertas.

Por otra parte, añade, en los últimos tres años sólo cuatro de las mil 600 denuncias recibidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) entre diciembre de 2012 y 15 de junio de 2015 han derivado en recomendaciones.

“Aunque el gobierno de México ha hablado mucho sobre la necesidad de proteger a los migrantes en tránsito por el país, aún no hay información contundente que muestra que las autoridades han avanzado de manera significativa en investigar y sancionar a los grupos criminales ni a los policías, soldados y agentes del INM que aprovechan de los migrantes vulnerables”, detalla.

Actualmente, sólo Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Coahuila, Tabasco, Campeche y Quintana Roo cuentan con una fiscalía especializada en la materia.

El informe da cuenta que con la entrada en vigor del Programa Frontera Sur, las detenciones y deportaciones han aumentado de manera significativa, lo que ha propiciado un aumento de violaciones a los derechos humanos.

El número de operativos de control y verificación migratoria, explica, aumentaron 73 por ciento entre 2013 y 2014, al pasar de 16 mil 182 a 27 mil 992.

Advierte que los migrantes están siendo detenidos y deportados tan rápidamente que las organizaciones de la sociedad civil y los defensores de derechos humanos tienen pocas oportunidades de documentar las historias de los migrantes, incluidas las de los que vienen huyendo.

El informe fue elaborado por las organizaciones WOLA, Fundar, la Casa del Migrante de Saltillo, Una Nación un Mundo, el Centro Comunitario de Atención al Migrante y Necesitado, el Centro de Recursos para Migrantes, el Refugio para Migrantes de Tenosique, el Albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec e Iniciativa Kino para la Frontera.


Anuncio