Anuncio

Migran mujeres por violencia.-CNDH

La violencia se ha convertido en la principal causa por la cual mujeres centroamericanas dejan sus países de origen, indica una encuesta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La violencia se ha convertido en la principal causa por la cual mujeres centroamericanas dejan sus países de origen, indica una encuesta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

(agencia reforma)

La violencia se ha convertido en la principal causa por la cual mujeres centroamericanas dejan sus países de origen, indica una encuesta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En el Día Internacional del Migrante, el organismo presentó la Encuesta Nacional de Personas Migrantes en Tránsito por México “Los desafíos de la migración y los albergues como oasis”, realizada a mil personas de esa población en albergues y casas del migrante.

De acuerdo con el ejercicio, mientras para los hombres la primera causa de emigración es la economía y el trabajo, para las mujeres es la violencia y la inseguridad.

“Llama la atención que en el caso de las mujeres migrantes de Centroamérica, la primera causa por la cual decidieron salir de su país fue la violencia, pues 46.6 por ciento de las entrevistadas mencionaron tener temor por su integridad física e incluso su vida si permanecían en su país, lo que las llevó a tomar la decisión de migrar”, dijo el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez.

La encuesta revela que los migrantes pasan en promedio cuatro semanas en México antes de llegar a Estados Unidos, y que más de la mitad de las personas entrevistadas señalaron que tuvieron que cambiar de ruta planeada por las circunstancias a las que se enfrentaron, tales como operativos migratorios, delincuencia, clima e incluso la flora y fauna de ciertos lugares.

Durante la presentación del informe, Gabriela Hernández Chalta, fundadora y directora de Casa Tochan en la Ciudad de México, reprochó que los albergues no reciban apoyo gubernamental.

Expuso que actualmente están llegando muchos migrantes a la Ciudad de México y éstos no siempre se dan abasto para atenderlos.

“Tenemos 16 camas y siempre tenemos 20 gentes, y a un gran número tenemos que decirles que ya no hay lugar”, comentó.

Los albergues, dijo, cuentan con muy pocos recursos y sólo recibe el apoyo de gente sensibilizada que trabaja como voluntaria.

Según la Encuesta, 20.3 por ciento de las personas entrevistadas fue víctima de robo; 10.7 de secuestro y 10.2 por ciento de la delincuencia organizada


Anuncio