Anuncio

El ‘Chapo’ Guzmán llega a EEUU extraditado desde México

Joaquín Guzmán Loera fue movilizado al aeropuerto de Ciudad Juárez, desde el Cefereso 9, para ser extraditado a Estados Unidos.

“El día hoy el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México, determinó negarle el amparo y protección de la Justicia Federal a Joaquín Guzmán Loera en contra de los acuerdos de la Secretaría de Relaciones Exteriores del 20 de mayo de 2016 que conceden su extradición a los Estados Unidos”, informó la Cancillería en un comunicado.

Según la dependencia, los acuerdos cumplieron con las normas y requisitos legales necesarios y no fueron vulnerados los derechos humanos en los procedimientos instaurados contra el sinaloense.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que puso a disposición de la Procuraduría General de la República a Guzmán Loera y ésta lo entregó a las autoridades de los Estados Unidos.

Confirman la información

“Está en el aire”, dijo un oficial de Estados Unidos, al confirmar la información del gobierno de México, que indicaba que había sido extraditado para encarar la justicia federal de Estados Unidos.

El aeropuerto de Ciudad Juárez desde el que el Chapo fue extraditado fue controlado por soldados de México y Estados Unidos.

El aeropuerto de Ciudad Juárez desde el que el Chapo fue extraditado fue controlado por soldados de México y Estados Unidos.

(Associated Press)

Brooklyn ha sido por mucho tiempo, el posible destino final de Guzmán, y los fiscales federales de esa ciudad revisaron el año pasado los cargos en su contra para evitar que pudiera ser sentenciado a pena de muerte, lo cual podría haber estancado las negociaciones entre Estados Unidos y México para llevar a cabo su extradición.

El Chapo enfrenta seis diferentes acusaciones en Estados Unidos, de acuerdo a un comunicado del Departamento de Justicia.

La extradición de El Chapo Guzmán ocurre en el último día del mandato de Barack Obama y unas horas antes de que Donald Trump sea juramentado como el presidente 45 de Estados Unidos.

Guzmán, quien es la cabeza principal del poderoso cartel de Sinaloa, es considerado como el narcotraficante más poderoso y rico del mundo.

En enero del 2001, se escapó de una cárcel de alta seguridad de México, al parecer, con la ayuda de personal de la prisión, a quienes sobornó.

Durante los siguientes 13 años logró hacer crecer sus negocios hasta que fue capturado en febrero del 2014.

Guzmán escapó dos veces de prisión.

Guzmán escapó dos veces de prisión.

(Associated Press)

Entonces, en julio del 2015, logró escapar de la cárcel del Altiplano, en las afueras de la capital mexicana. Las autoridades habían dicho que esa prisión era a prueba de fugas. Para evadirse utilizó un túnel de una milla de longitud que conectaba una obra en construcción con el baño de su celda.

Fue recapturado en enero en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa y fue llevado de nuevo al Altiplano.

En mayo pasado fue trasladado a otra cárcel de máxima seguridad, pero esta vez en Ciudad Juárez.

Lo recibio la DEA

Dos funcionarios estadounidenses confirmaron que la DEA recibió en custodia al capo en Ciudad Juárez, en la frontera con Texas, y un avión partió a las 17:31 horas tiempo del este hacia Nueva York.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el tema públicamente.

Guzmán enfrenta cargos en seis distintas jurisdicciones en Estados Unidos, incluidas Nueva York, San Diego, Chicago y Miami.

“Una acusación en el Distrito Este de Nueva York, donde se espera que Guzmán sea juzgado, lo señala de estar a cargo de un cartel de las drogas con miles de integrantes que obtiene ganancias por miles de millones de dólares. Dice que el capo y otros miembros del cartel de Sinaloa han utilizado sicarios para asesinar, secuestrar y torturar”, indicó AP.

El Departamento de Correccionales de Nueva York tiene más de 53 mil internos distribuidos en 54 prisiones, de acuerdo con su sitio web.

Una última victoria

El momento en que se llevó a cabo la extradición, después de meses de apelaciones sin éxito por parte del equipo legal de El Chapo, provocó especulación en las redes sociales y en otros ámbitos políticos. El movimiento pareció querer dar un triunfo legal a la administración saliente de Barack Obama en su último día en el cargo.

“Decidieron no darle a Trump una victoria con la extradición de El Chapo”, dijo en Twitter Alejandro Hope, un analista de seguridad.

Muchos analistas consideraron que la extradición de Guzmán era ya inevitable, a pesar de que varios movimientos legales, podrían haber prolongado el proceso hasta mediados de este año. El año pasado, las autoridades mexicanas dijeron que la extradición de El Chapo ocurriría en el mes de febrero.


Anuncio