Anuncio
Share

Más de 10,5 millones de personas participaron en eventos del Papa en México

En la formación de vallas humanas a lo largo de los trayectos que recorrió Francisco durante su visita participaron 9,4 millones de voluntarios, mientras que a las misas y encuentros asistieron 1,15 millones de fieles, la mayoría con boletos.

En la formación de vallas humanas a lo largo de los trayectos que recorrió Francisco durante su visita participaron 9,4 millones de voluntarios, mientras que a las misas y encuentros asistieron 1,15 millones de fieles, la mayoría con boletos.

(Los Angeles Times)

Más de 10,5 millones de personas participaron en las actividades del papa Francisco en México, ya sea en las vallas formadas a lo largo de sus recorridos por tierra o en las misas que encabezó en las seis ciudades que visitó del 12 al 17 de febrero pasado.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) divulgó hoy un informe detallado con las cifras de fieles que asistieron a cada una de las actividades del pontífice.

En la formación de vallas humanas a lo largo de los trayectos que recorrió Francisco durante su visita participaron 9,4 millones de voluntarios, mientras que a las misas y encuentros asistieron 1,15 millones de fieles, la mayoría con boletos.

En total, se distribuyeron 882.225 boletos gratuitos a través de las 93 diócesis de México para todos los actos encabezados por Francisco, pero al aproximarse la hora de cada misa o encuentro se dio acceso a personas sin boleto “garantizando en todo momento la seguridad de los asistentes”.

Ello permitió que la cifra total de asistentes se elevara hasta los 1,15 millones, precisó la CEM, que dio cuenta además de que 4.077 periodistas mexicanos y extranjeros se acreditaron para cubrir el viaje papal.

Un total de 134 obispos mexicanos y 37 procedentes del extranjero, la mayoría de Centroamérica y Estados Unidos, también tomaron parte de las actividades.

Los eventos más multitudinarios fueron las misas celebradas en el populoso municipio de Ecatepec, con 300.000 asistentes; y en la norteña Ciudad Juárez, a escasos metros de la frontera con EE.UU., con 210.000.

Le siguieron el encuentro con familias en Tuxtla Gutiérrez (109.000 fieles) y la ceremonia religiosa con las comunidades indígenas (100.000), en el sureño y empobrecido estado de Chiapas, y la reunión en Morelia (Michoacán) con 85.500 jóvenes.

En un editorial publicado el domingo en el semanario Desde la fe, la Arquidiócesis de la Ciudad de México criticó la “feroz vigilancia que secuestró" urbes que acogieron actividades del pontífice, quien a pesar de ello “consoló y animó" a la nación.

“Los exageradísimos controles de las autoridades causaron más molestias que beneficios”, indicó.

Del 12 y al 17 de febrero, Francisco visitó seis ciudades de cinco estados del país en un viaje en el que trató temas como el narcotráfico, la violencia hacia las mujeres o los derechos de los indígenas.

El jefe de la Iglesia católica describió el domingo su viaje a México como una “experiencia de transfiguración” y alabó la “fe franca y robusta” de sus ciudadanos, un pueblo “tan a menudo oprimido, despreciado, violado en su dignidad”.


Anuncio