Anuncio
Share

Maestros mexicanos retienen a seis policías en el estado de Oaxaca

Maestros de la CNTE bloqueron el crucero de la carretera federal con dirección al Istmo de Tehuantepec a la altura de Pemex en Oaxaca.

Maestros de la CNTE bloqueron el crucero de la carretera federal con dirección al Istmo de Tehuantepec a la altura de Pemex en Oaxaca.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) retuvieron ayer a seis policías en el sureño estado mexicano de Oaxaca, mientras que en la Ciudad de México realizaron una marcha en el centro de la capital.

Los sucesos tuvieron lugar ayer por la mañana en una de las entradas de Oaxaca, capital del estado homónimo, cuando un grupo de maestros de esta agrupación gremial que había establecido un retén detuvo el vehículo en que viajaban los seis agentes de seguridad, constató Efe.

Los policías pertenecen a la Agencia Estatal de Investigaciones, adscrita a la Fiscalía del estado, y viajaban en una camioneta sin logotipo.

No obstante, los miembros de la CNTE, que se encuentran en huelga indefinida desde mediados de mayo, se percataron de que los ocupantes del vehículo viajaban armados, lo que les permitió identificarlos.

Los obligaron a descender del vehículo y a posar para varias fotos junto a carteles que les acusaban de “reprimir a los maestros” y al pueblo, y de haber tomado fotos desde la camioneta a los docentes mantenían el retén.

Los policías siguen retenidos, si bien el coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones, Jaciel Vázquez, se presentó ante los maestros y se comprometió a no denunciarlos ante las autoridades, según declaró a medios de comunicación.

“Estos agentes se encuentran bien anatómicamente y no presentan ninguna lesión externa”, agregó.

La CNTE tiene unos 200.000 afiliados en el país, 80.000 de ellos en Oaxaca, y fue en este estado donde en julio del pasado año perdieron buena parte de su poder cuando se les quitó el control que tenían sobre el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo).

Desde el inicio de la huelga indefinida, los maestros mantienen cercados el Ieepo y oficinas alternas de este organismo.

Paralelamente, la CNTE llevó a cabo este miércoles una nueva marcha en la Ciudad de México.

En esta ocasión se trasladaron desde su plantón en la Plaza de la Ciudadela, en el centro capitalino, y se dirigieron a la sede del Senado y posteriormente a la Secretaría de Gobernación.

En días recientes se reunieron con funcionarios de la Presidencia, con quienes acordaron establecer una mesa de diálogo.

Los maestros exigen que se derogue la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, pero el Ejecutivo ha advertido que toda reunión se dará siempre y cuando la CNTE acepte esta enmienda constitucional, que elimina añejos privilegios sindicales en la contratación y promoción del personal docente, entre otras prerrogativas.

El secretario mexicano de Educación Pública, Aurelio Nuño, anunció hace una semana que por lo menos 3.119 maestros serán dados de baja por haber acumulado cuatro faltas al acatar el paro convocado por la CNTE.


Anuncio