Anuncio

Localizan fosa en Michoacán con tres cuerpos enterrados en forma clandestina

Entre 2014 y lo que va del año las fuerzas federales y policías ministeriales de Michoacán han asegurado 167 propiedades que estaban bajo vigilancia de ese grupo criminal y que obtuvieron de de sus víctimas de extorsión, secuestros o cobro por derecho de piso.

Entre 2014 y lo que va del año las fuerzas federales y policías ministeriales de Michoacán han asegurado 167 propiedades que estaban bajo vigilancia de ese grupo criminal y que obtuvieron de de sus víctimas de extorsión, secuestros o cobro por derecho de piso.

Un operativo antisecuestros llevó a la Policía estatal hasta un predio, en el municipio de Lázaro Cárdenas, donde descubrieron una fosa con tres cuerpos enterrados en forma clandestina.

El hallazgo fue realizado la noche del viernes, durante un operativo para liberar a una persona que había sido privada de su libertad por sujetos desconocidos.

De acuerdo a reportes ministeriales, el operativo se concentró en un predio ubicado en la colonia La Villita, perteneciente a la tenencia de Guacamayas, en los límites de Michoacán y Guerrero.

En ese lugar, los agentes estatales rescataron ileso al hombre que había sido secuestrado y detuvieron a uno de los presuntos delincuentes.

Durante la inspección descubrieron, además, que había tierra removida cerca de una brecha que pasa por el lugar, por lo que procedieron a realizar la excavación.

En el sitio localizaron tres cadáveres que habían sido enterrados clandestinamente, pertenecientes a dos mujeres y un hombre, los cuales permanecían ayer en calidad de desconocidos en el Servicio Médico Forense.

Las autoridades no dieron a conocer las características, prendas de vestir o señas particulares que presentan los cuerpos, ni las edades estimadas.

Tampoco se había establecido si se aprecian lesiones por impactos de bala o algún otro tipo de lesión en los fallecidos.

La indagatoria, tanto del plagio como de la fosa, quedó a cargo de la Fiscalía Regional con sede en Lázaro Cárdenas.

En Michoacán no es el primer caso de fosas clandestinas utilizadas por los delincuentes para deshacerse de sus víctimas.

Por la cantidad de cuerpos encontrados, destaca la que fue descubierta en marzo de 2014 en un predio del municipio de Apatzingán, con un total de 15 cadáveres, incluidos los de cuatro menores de edad.

Esa fosa fue adjudicada al grupo criminal de Los Caballeros Templarios, el cual mantuvo por varios años asolada a la entidad.

También, el 26 de junio del año pasado, en los terrenos de una procesadora de resinas del municipio de Ciudad Hidalgo, fueron localizados otros 11 cadáveres.

El 22 de agosto de 2014, otra fosa con nueve osamentas fue localizada en el predio Las Playitas, municipio de Tumbiscatío, zona de influencia del cártel de Los Caballeros Templarios.


Anuncio