Anuncio
Share

Lamenta la organización católica ataques a curas en México

Alfonso Miranda, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lamentó que la violencia hacia sacerdotes y religiosos sea recurrente en los ˙últimos años.

Alfonso Miranda, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lamentó que la violencia hacia sacerdotes y religiosos sea recurrente en los ˙últimos años.

(agencia reforma)

Alfonso Miranda, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lamentó que la violencia hacia sacerdotes y religiosos sea recurrente en los ˙últimos años.

“Somos el primer lugar en América de sacerdotes asesinados”, aseguró el vocero de la Conferencia en entrevista.

En los ˙últimos cuatro años, precisó, 14 sacerdotes han sido asesinados y dos han sido desaparecidos; además de que un seminarista y un sacristán han sido aniquilados.

“Eso da un total de 18 personas afectadas cercanas a la Iglesia”, indicó.

Ayer, el Cardenal Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia, dio a conocer el presunto secuestro de un párroco en Michoacán.

El pasado 19 de septiembre, los cuerpos de dos curas, que habían sido reportados como desaparecidos, fueron encontrados en un paraje en Poza Rica, Veracruz.

Sobre ese caso, Miranda pidió a la Fiscalía General del Estado de Veracruz no sacar conclusiones adelantadas sobre el asesinato en dicha entidad.

El representante de la CEM pidió a las autoridades encargadas de la investigación que analicen los hechos antes de dar un resultado.

El Fiscal Luis ¡ángel Bravo Contreras, apuntó que los curas Alejo Nabor Jiménez y José Alfredo Suárez conocían a sus victimarios y tomaron licor con ellos y, que por lo tanto, el asesinato no fue perpetrado por el crimen organizado.

“La línea de la convivencia es no tener una visión completa de los hechos, habría que revisar y analizar antes de decir semejante conclusión cuando no se ha acabado de investigar”, manifestó Miranda.

El representante de la Conferencia advirtió que este tipo de manifestaciones por parte de las autoridades los hace ir con cuidado en el asunto.

“Nos da qué pensar que se emitan contra víctimas supuestas vinculaciones con alcohol y otras cosas, no podemos tampoco, teniendo ese antecedente, ni tragarnos lo lo que se dice hoy ni dejar de cuestionarlo”, precisó el sacerdote.


Anuncio