Anuncio
Share

Investigan reportes de fosas ilegales en el sur de México

Los restos de una iglesia de mediados del siglo XVI conocida como el Templo de Santiago, así como el Templo de Quechula, pueden verse al descender el río Grijalva, que alimenta la presa Nezahualcóyotl, debido a la falta de lluvia cerca del poblado de Nueva Quechula, en el estado de Chiapas, México, el viernes 16 de octubre de 2015. “La iglesia se abandonó a raíz de las grandes pestes de 1773-1776”, dijo a The Associated Press el arquitecto Carlos Navarrete, que trabajó para las autoridades mexicanas en un informe sobre los restos que serían cubiertos por el agua en los primeros meses de 1966, una vez concluida la construcción de la presa.

Los restos de una iglesia de mediados del siglo XVI conocida como el Templo de Santiago, así como el Templo de Quechula, pueden verse al descender el río Grijalva, que alimenta la presa Nezahualcóyotl, debido a la falta de lluvia cerca del poblado de Nueva Quechula, en el estado de Chiapas, México, el viernes 16 de octubre de 2015. “La iglesia se abandonó a raíz de las grandes pestes de 1773-1776”, dijo a The Associated Press el arquitecto Carlos Navarrete, que trabajó para las autoridades mexicanas en un informe sobre los restos que serían cubiertos por el agua en los primeros meses de 1966, una vez concluida la construcción de la presa.

(David von Blohn / AP)

Las autoridades mexicanas investigan reportes de tumbas clandestinas en la aldea de Carrizalillo, en el estado sureño de Guerrero, cerca de una mina de oro operada por una compañía canadiense.

Expertos forenses y policías han sido enviados a los sitios en Guerrero, indicó la Procuraduría General de la República, pero no dijo si se habían hallado restos humanos.

Sin embargo, los habitantes dijeron el miércoles que se han encontrado cuando menos tres fosas con restos de personas. Les mostraron a los reporteros lo que parecían ser huesos de cadera o de piernas en las fosas.

El vicealcalde Nelson Figueroa dijo que los habitantes reportaron haber visto camionetas tipo pickup llenas de cadáveres que se dirigían a esa área rural el año pasado.

El grupo narcotraficante Guerreros Unidos ha estado activo en la zona. Se le culpa de la desaparición de 43 estudiantes en septiembre de 2014, así como de decenas de otros cuerpos hallados en fosas en los alrededores de la ciudad de Iguala, también en Guerrero.

Tres trabajadores de una mina operada por la empresa Goldcorp de Canadá cerca de Carrizalillo fueron secuestrados y asesinados en el área en marzo. Sus cadáveres sí fueron encontrados.


Anuncio