Anuncio
Share

‘Inundan’ garita en busca de asilo cientos de migrantes de lugares tan lejos como África

El Instituto Nacional de Migración (INM) calcula que desde hace dos meses han llegado alrededor de 3 mil personas a Tijuana, de las cuales unas dos terceras partes ya ingresaron a Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) calcula que desde hace dos meses han llegado alrededor de 3 mil personas a Tijuana, de las cuales unas dos terceras partes ya ingresaron a Estados Unidos.

Desde finales de mayo, cientos de migrantes que afirman ser originarios de lugares tan lejanos como África o Ucrania se aglomeran en la entrada del puerto fronterizo de San Ysidro en busca de asilo político en Estados Unidos.

Los extranjeros argumentan violencia en sus países de origen para lograr el beneficio.

El Instituto Nacional de Migración (INM) calcula que desde hace dos meses han llegado alrededor de 3 mil personas a Tijuana, de las cuales unas dos terceras partes ya ingresaron al país vecino.

Así, a unos cuantos metros de la garita, los migrantes se aglomeran junto con mexicanos originarios de Michoacán, Guerrero y Veracruz que también piden asilo al Gobierno norteamericano por la misma razón: inseguridad.

En una postura conjunta, al menos cuatro encargados de albergues para migrantes declararon en junio estar saturados con extranjeros de Haití, Ghana, Etiopía, Ucrania, Sudán y Cuba.

En un recorrido de Grupo REFORMA por albergues, los migrantes dijeron también ser de Senegal y República Democrática del Congo.

El delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Baja California, Rodulfo Figueroa, explicó que hay la sospecha de que los extranjeros tienen gestores que los engañan sobre la obtención, supuestamente asegurada, del asilo político.

“Las posibilidades son relativamente bajas. En todo EU en 2013 se admitió sólo a 70 mil personas. Ya nos están empezando a devolver a los mexicanos que pidieron asilo en mayo”, aseguró.

De acuerdo con el INM, la mayoría de los migrantes que han llegado a Tijuana desde mayo son originarios de Haití, muchos procedentes de Brasil, país que los acogió tras el terremoto de 2010.

Sin embargo, en su tránsito por México es común que digan que son africanos, lo que dificulta la acreditación de su nacionalidad.

Por la complicación de su repatriación y la imposibilidad de que permanezcan por tiempo indefinido en las estaciones migratorias, el INM ha optado por otorgarles oficios de salida para que regularicen su estancia o abandonen el país en 20 días, lo cual ha sido aprovechado por los migrantes para llegar a EU.

De acuerdo con el INM y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, estos migrantes no solicitan refugio en México.

Se quedan varados días en Tijuana “haciendo fila”, hasta que puedan ser recibidos por un oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), quien los entrevista y determina si pueden acceder al procedimiento.

“El Gobierno de EU difícilmente les dará asilo. Será el Gobierno de Estados Unidos quien tendrá que retornarlos”, indicó Figueroa.

Sin embargo, Maria Chávez, abogada del San Diego Immigrant Rights Consortium, aseguró que los haitianos que están llegando a Tijuana sí tienen un temor fundado de retornar a su lugar de origen, por lo que EU les ha abierto las puertas.

Es por ello, explicó, que los oficiales de CBP los están dejando ingresar, pues acreditan que el temor es real. Si hubiera duda, dijo, simplemente no los dejarían ingresar.


Anuncio