Anuncio
Share

Mujeres indígenas le entran a mercadeo de la belleza con productos de sus antepasados

Mujeres tarahumaras elaboran productos de belleza como cremas antiarrugas, antimanchas y champús para evitar la calvicie y la caspa, que comercializan en varias localidades del País.

Mujeres tarahumaras elaboran productos de belleza como cremas antiarrugas, antimanchas y champús para evitar la calvicie y la caspa, que comercializan en varias localidades del País.

Los conocimientos sobre hierbas medicinales de los tarahumaras ahora son aplicados por mujeres indígenas para elaborar productos de belleza que comercializan en varias localidades del País.

Las plantas que sus ancestros utilizaban para tratar enfermedades como la diabetes y el cáncer son utilizadas en la fabricación de cremas antiarrugas, antimanchas y champús para evitar la calvicie y la caspa.

Angélica González, indígena rarámuri de 33 años, encabeza un pequeño taller ubicado en el poblado San Juanito, del municipio de Bocoyna, donde laboran sus hermanas, primas y amigas.

Este taller también da empleo a otros indígenas que recolectan materias primas como sábila, cebolla roja y hierbas curativas como chukaka y copalkín que se obtienen de las zonas calientes de la sierra Tarahumara para elaborar de manera artesanal el champú “Semati”, así como cremas y jabones.

“Compramos la sábila en municipios como Uruachi y Urique, en el fondo de la barranca y apoyamos con ello a nuestros hermanos más pobres, que la cortan y empacan en cajas”, dijo González.

Aunque no cuentan con ningún apoyo gubernamental, ya existe interés por parte de la empresa chihuahuense llamada “Flimm” para comercializar en más lugares estos productos orgánicos.


Anuncio