Anuncio
Share

Incrementan a 571 los casos de lepra en Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Jalisco

En 2015 había en México 571 pacientes con lepra, de los cuales, 175 fueron casos nuevos registrados ese año y el resto (396), pacientes diagnosticados en años anteriores que ya estaban en tratamiento.

En 2014 se reportaron 208 casos nuevos y 454 pacientes bajo supervisión médica.

Las cifras fueron dadas a conocer por la Secretaría de Salud, en un comunicado por el Día Mundial de la Lucha contra la Lepra 2016, que se conmemora el último domingo de enero.

El lema es “En 2016, cero casos con discapacidad por lepra, con diagnóstico y tratamiento oportuno Nuestro gran reto en México”.

De acuerdo con el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), la lepra es una enfermedad crónica infectocontagiosa causada por el microorganismo Mycobacterium leprae.

Este mal afecta principalmente la piel y los nervios periféricos, pero puede extenderse a otros órganos y en ocasiones es sistémica (afecta a todo el organismo).

La forma de trasmisión del bacilo de la lepra es por vía aérea, mediante microgotas de secreción que al hablar, toser o estornudar son expulsadas por el enfermo y el sujeto sano se contagia al inhalarlas.

Jesús Felipe González, director del CENAPRECE, explicó que los primeros síntomas de la enfermedad son manchas rojizas, caída del vello y ausencia de sudor en alguna parte específica del cuerpo en donde antes sí había.

También se pueden observar nódulos, úlceras y lesiones dermatológicas sobre todo en manos, pies y ojos.

De acuerdo con la OMS, el bacilo Mycobacterium leprae se multiplica muy despacio y, aunque el periodo de incubación de la enfermedad es de alrededor de 5 años, los síntomas pueden tardar hasta 20 años en aparecer.

El tratamiento oportuno es primordial porque si la enfermedad avanza puede causar desfiguramiento, debilidad muscular, daño neurológico permanente en brazos y piernas y pérdida de la sensibilidad.

En México el tratamiento contra la lepra es gratuito en todas las unidades de salud, y una vez que las personas sanan se lleva a cabo la vigilancia pos-tratamiento, que dura entre 2 y 5 años, con revisiones periódicas cada 6 meses.

De acuerdo con el CENAPRECE el mayor número de enfermos de lepra se localizan en Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Jalisco; mientras Tabasco y Tlaxala no han registrado ningún caso desde hace más de 10 años.


Anuncio