Anuncio
Share

Identifican a sospechoso en caso de sacerdotes asesinados

En esta imagen compuesta difundida por la Diócesis de Papantla, en México, se observa a los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez, a la izquierda, y José Alfredo Juárez de la Cruz, así como un moño negro en señal de luto y el acrónimo de Que Descansen en Paz. Ambos hombres fueron encontrados sin vida luego de ser secuestrados en la ciudad de Poza Rica en el estado mexicano de Veracruz, en el Golfo de México. Sus cuerpos fueron dejados a un costado de un camino el lunes. Un tercer hombre que fue secuestrado junto a ellos fue encontrado vivo poco después. (Diócesis de Papantla vía AP)

En esta imagen compuesta difundida por la Diócesis de Papantla, en México, se observa a los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez, a la izquierda, y José Alfredo Juárez de la Cruz, así como un moño negro en señal de luto y el acrónimo de Que Descansen en Paz. Ambos hombres fueron encontrados sin vida luego de ser secuestrados en la ciudad de Poza Rica en el estado mexicano de Veracruz, en el Golfo de México. Sus cuerpos fueron dejados a un costado de un camino el lunes. Un tercer hombre que fue secuestrado junto a ellos fue encontrado vivo poco después. (Diócesis de Papantla vía AP)

Las autoridades del estado mexicano de Veracruz dicen que han identificado a un sospechoso en el caso del asesinato de dos sacerdotes.

La fiscalía general del estado dijo el lunes que espera abrir un proceso pronto, pero no reveló el nombre del sospechoso ni dijo si estaba detenido.

Los sacerdotes fueron hallados muertos el lunes, horas después de ser secuestrados en la ciudad de Poza Rica, en Veracruz.

El Centro Católico Multimedial dice que 28 sacerdotes han sido asesinados en México desde el 2006, sin contar los asesinatos de esta semana. Agrega que los estados más peligrosos son Veracruz, Guerrero y México.

Los sacerdotes en México son “víctimas de intentos de extorsión, amenazas de muerte, e intimidación por parte de grupos criminales organizados”, escribió el Departamento de Estado de Estados Unidos en un su informe Libertad Religiosa Internacional 2015.


Anuncio