Anuncio
Share

En el 2015 México vivió una crisis más profunda de derechos humanos que el 2014

Entrevistado con motivo del Informe Anual 2015 de AI, Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) México, comentó que, a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, se ha destapado una serie de casos similares.

Entrevistado con motivo del Informe Anual 2015 de AI, Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) México, comentó que, a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, se ha destapado una serie de casos similares.

Durante el 2015 se vivió en el País una crisis de derechos humanos más profunda que el año anterior, 2014, pero aún estamos lejos de tocar fondo, consideró Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) México.

Entrevistado con motivo del Informe Anual 2015 de AI, el titular del organismo internacional comentó que, a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, se ha destapado una serie de casos similares.

Como los casos, consideró, de los cinco jóvenes de Tierra Blanca, Veracruz, y todas las fosas halladas por “Los Otros Desaparecidos de Iguala”.

“En el informe hay países a los que les ponemos especial atención. En América Latina, México y Venezuela son esos países que preocupan mucho por la magnitud de la crisis; incluso a nivel mundial, México es uno de los que más preocupa a Amnistía Internacional.

“Poco a poco vemos cómo la crisis se va haciendo más profunda, cómo el tejido social se va deteriorando más y cómo cada vez más la sociedad normaliza este tipo de violaciones, y no creemos que hayamos tocado fondo ni por mucho. Si esto sigue, todavía puede continuar acrecentándose”, advirtió.

Quiroz explicó además que es prácticamente inédito ver esta situación en países como México; es decir, con una democracia con alternancia en el poder, legislaciones buenas en derechos humanos, un producto interno bruto alto y una economía más o menos emergente.

Sin embargo, consideró que esta crisis no se gestó espontáneamente, sino que desde los informes de 2012 había una serie de advertencias que se ignoraron, hasta llegar al punto en el que, si se sigue por la misma ruta, el siguiente año se reportarán los mismos delitos, pero más profundos.

Otro de los puntos críticos que llevaron a México a la actual situación es el de los controles de policías y fuerzas de seguridad, porque se filtran hacia temas como las ejecuciones extrajudiciales, la tortura y las desapariciones forzadas, agregó Quiroz.


Anuncio