Anuncio
Share

Antes de la última fuga, “El Chapo” tenía un brazalete que nadie monitoreaba

Entre los objetos encontrados en la celda de "EL Chapo" Guzmán, en el Altiplano, estaba el brazalete, a un costado de hoyo por donde escapó.

Entre los objetos encontrados en la celda de “EL Chapo” Guzmán, en el Altiplano, estaba el brazalete, a un costado de hoyo por donde escapó.

Antes de su última fuga del Altiplano, el Gobierno Federal permitió que una empresa colocara un brazalete con geolocalizador a Joaquín “El Chapo” Guzmán, sin contratar sus servicios y... sin monitorear el dispositivo.

Documentos judiciales indican que la señal de la pulsera que dejó “El Chapo” en su celda, la noche del 11 de julio, nunca fue monitoreada por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Policía Federal (PF) ni el Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

De hecho, uno de los principales responsables de la vigilancia del capo dijo a la Procuraduría General de la República (PGR) que en el Centro de Control de la PF en el Altiplano se recibió un equipo para monitorear el brazalete, pero nunca operó.

El dispositivo de localización le fue colocado a “El Chapo” por Systemtech Sistemas Tecnológicos, S.A. de C.V., cuando el responsable del OADPRS era Juan Ignacio Hernández Mora.

Tras la fuga, la Seido requirió por escrito a Enrique Angulo Cervera, director adjunto de Informática, Recursos Materiales y Servicios del OADPRS, para que le informara dónde se localizaba el sistema AeroScout MobileView con que era monitoreado el brazalete.

“No contamos con ningún espejo en las oficinas de Melchor Ocampo (sede del organismo penitenciario)”, respondió el funcionario en el oficio SEGOB/OADPRS/DGA/DGAIRMS/1041/2015, fechado el 27 de julio.

Angulo explica que dicho sistema fue instalado como “proyecto piloto” en las instalaciones del Penal del Altiplano, específicamente en el Centro de Control que estaba a cargo de la PF, a partir del mes de noviembre de 2014.

“Por tratarse de una prueba piloto no se cuenta con contrato alguno, con el fin de que los responsables del monitoreo evaluaran la funcionalidad y conveniencia para la dependencia de contar con dicho servicio”, expone.

El funcionario orientó a la PGR para que requiriera dicha información a la Dirección General del Centro de Monitoreo Técnico de la Policía Federal, que por ley es la responsable de implementar y administrar los sistemas tecnológicos.

Cuando la Seido llamó a declarar a Vicente Flores Hernández, responsable del Centro de Control de la PF en el Altiplano, corroboró parcialmente lo que había reportado Angulo, de que la policía tenía conocimiento de este dispositivo.

Pero Flores señaló que, en realidad, la PF nunca pudo monitorear el brazalete del capo. Asegura que Systemtech Sistemas Tecnológicos le informó que la señal era vigilada desde el DF, pero no precisa por quién.

La Seido también llamó a declarar a José Alejandro Colín Elías, director de Seguridad Institucional del Cisen, para saber el papel que tuvo el órgano de inteligencia en la vigilancia del líder del Cártel de Sinaloa.

Amparado en la Ley de Seguridad Nacional, Colín no acudió personalmente ante el Ministerio Público y respondió por escrito un interrogatorio de 66 preguntas, en el que refiere que el monitoreo del Cisen a “El Chapo” era a través de cámaras de circuito cerrado con micrófonos.

¿Tuvo conocimiento de que portaba algún brazalete como medio de seguridad y monitoreo?, le preguntó la PGR.

“Sí, en algún momento me fue reportado por el personal a mi cargo en el Centro de Readaptación Social Número 1, Altiplano, que se le puso con la finalidad de ser monitoreado, desconociendo qué empresa o qué persona ordenó que se colocara el mismo”, dijo Colín el 31 de julio pasado, un tanto desentendido.

Algunos altos funcionarios del Gobierno Federal consideran que, por el grado de precisión en el trazo y excavación, el túnel por el que escapó “El Chapo” no pudo ser construido sin el apoyo de un aparato georreferenciador.


Anuncio