Anuncio
Share

Cuestionan informe sobre desaparecidos presentado por México ante la ONU

El vocero Felipe de la Cruz afirmó que padres de los 43 normalistas desaparecidos no quieren llegar a los dos años del caso sin saber dónde están los jóvenes y qué pasó con ellos.

El vocero Felipe de la Cruz afirmó que padres de los 43 normalistas desaparecidos no quieren llegar a los dos años del caso sin saber dónde están los jóvenes y qué pasó con ellos.

Organizaciones civiles que acompañan a familiares de desaparecidos cuestionaron un reporte presentado por el Gobierno mexicano ante el órgano especializado de la ONU sobre avances en la búsqueda de personas.

Luego que el Gobierno entregara al Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU un reporte sobre el cumplimento de las recomendaciones emitidas en febrero de 2015, una decena de organizaciones entregaron su propio informe.

“Los avances en materia de búsqueda presentados por el Estado mexicano son cambios cosméticos y sin estructuras operativas que permitan su implementación”, acusaron.

“A pesar del cambio de Unidad Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas a Fiscalía, esta instancia carece de recursos y personal suficiente y especializado”.

Las recomendaciones del equipo de la ONU incluyeron tres aspectos prioritarios: la creación de un registro único de personas desaparecidas, un mecanismo transnacional de búsqueda y acceso a la justicia, y la adopción de medidas para fortalecer la búsqueda inmediata.

Al respecto , las organizaciones -entre ellas el Centro Prodh, Tlachinollan, Idheas y Fundar- denunciaron que el actual Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) no cumple con los estándares del Comité de la ONU, pues invisibiliza a niños y migrantes, entre otros.

Advirtieron que la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas no cuenta ni con los recursos ni con el personal ministerial suficiente.

Recriminaron la tardanza en la implementación de la base de datos Ante Mortem/Post Mortem y la falta de una política de exhumación e identificación de restos humanos en fosas clandestinas, lo que orillado a los familiares a realizar las búsquedas por su propia cuenta, a pesar de los riesgos.


Anuncio