Anuncio
Share

Empresa británica le quiere entrar al negocio de los migrantes detenidos en EE.UU.

El Departamento de Seguridad Interior y la Agencia de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) están en discusiones con la firma SERCO para construir un nuevo centro que alojaría hasta mil 800 migrantes en lo que esperan a ser deportados o en sostener audiencias de solicitud de asilo.

El Departamento de Seguridad Interior y la Agencia de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) están en discusiones con la firma SERCO para construir un nuevo centro que alojaría hasta mil 800 migrantes en lo que esperan a ser deportados o en sostener audiencias de solicitud de asilo.

Una controversial empresa de seguridad británica se alista para entrar al “mercado” de detención de migrantes en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Interior y la Agencia de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) están en discusiones con la firma SERCO para construir un nuevo centro que alojaría hasta mil 800 migrantes en lo que esperan a ser deportados o en sostener audiencias de solicitud de asilo.

La decisión ha causado polémica por el historial de SERCO.

Ha habido una ola de denuncias de abuso sexual en facilidades administradas por la empresa en el Reino Unido, según The Guardian, mientras que el centros de Australia varios de los migrantes alojados han intentarse suicidarse o llevado a cabo disturbios.

“Tienen antecedentes muy espantosos y creemos que el Gobierno debería estar buscando poner fin a la práctica de encerrar a niños y madres en vez de expandirla”, sentenció Bob Libal, director de la ONG Grassroots Leadership, al medio local Corpus Christi News.

El predio en Texas sería el tercero privado y de lucro construido en respuesta a la llegada de decenas de miles de familias migrantes y menores no acompañados, la mayoría de Centroamérica.


Anuncio