Anuncio
Share

Marchan mamás contra violencia en Veracruz

El rostro y el nombre de la jóven Génesis estuvieron en las mantas y pancartas de los estudiantes y maestros que, según coincidieron, sobresalió en su trayectoria estudiantil.
El rostro y el nombre de la jóven Génesis estuvieron en las mantas y pancartas de los estudiantes y maestros que, según coincidieron, sobresalió en su trayectoria estudiantil.

La muerte de Génesis Deyanira Urrutia, estudiante de Comunicación de la Universidad Veracruzana (UV), quien estuvo entre los cuatro jóvenes que “levantó" el crimen organizado, unió a universitarios y colectivos de madres de desaparecidos para exigirle a las autoridades "¡Ni uno más!”.

"¿Qué queremos?.... ¡Justicia para Génesis!”, gritaron los jóvenes universitarios y las mujeres de los colectivos en una marcha realizada en el puerto de Veracruz y otro simultánea en esta capital.

El rostro y el nombre de Génesis estuvieron en las mantas y pancartas de los estudiantes y maestros que, según coincidieron, sobresalió en su trayectoria estudiantil.

“Desde luego fue buena estudiante, si no no hubiese tenido oportunidad de irse a la Universidad de Loja, en Ecuador, como parte del programa de Movilidad Académica”, refirió uno de los maestros de la Facultad de Comunicación que participó en la marcha.

La Fiscalía General del Estado informó que consiguió que familiares identificaran los cuerpos de Génesis y Octavio García Baruch y Leobardo Arroyo Arano, desaparecidos el 29 de septiembre.

El segundo recién egresado de la carrera de Ingeniería Bioquímica del Instituto Tecnológico de Veracruz y el tercero egresado de Contaduría de la UV.

Otro joven desaparecido el 29 de septiembre es Andrés García Aguilar, recién egresado del Instituto Tecnológico de Veracruz, quien figuraría entre los cinco cuerpos encontrados desmembrados el pasado viernes en el municipio de Camarón de Tejeda.

En Xalapa, un aguacero no menguó la indignación de los universitarios y madres de desaparecidos para manifestarse en la Plaza Lerdo.

Ahí, bajo la lluvia, las madres alzaron las fotos de sus hijos, que eran de rostros también de jóvenes.

Un estudiante de la UV denunció que cada vez hay más desapariciones de jóvenes en manos del crimen organizado.

“Es inaceptable que en Veracruz ser joven sea una sentencia de desaparición o muerte. Sus vidas truncadas de la manera más horrenda por seres inhumanos, enfermos de maldad que muy posiblemente, al igual que la mayoría de los perpetradores, queden vilmente impunes”, aseveró.

Así, por primera vez, las mujeres de organizaciones como El Solecito, que de manera voluntaria llevan dos meses localizando y excavando fosas clandestinas en Colinas de Santa Fe, en Veracruz, y Familiares Enlaces Xalapa, ya no estuvieron solas en su exigencia para frenar las desapariciones en el estado de Veracruz.


Anuncio