Anuncio
Share

‘Los 43 jóvenes desaparecidos fueron el indicio de que el estado de Guerrero es un cementerio’

La madrugada del 27 de septiembre, del 2014, la policía municipal de Iguala aparentemente persiguió y atacó a los normalistas y, hasta la fecha, se desconoce qué realmente sucedió con ellos.

La madrugada del 27 de septiembre, del 2014, la policía municipal de Iguala aparentemente persiguió y atacó a los normalistas y, hasta la fecha, se desconoce qué realmente sucedió con ellos.

A dos años de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Héctor Bonilla lamenta que para las familias aún no haya una respuesta clara por parte del Gobierno.

“Es dolorosísimo lo que sucede con estas personas y sociológicamente lo más grave es que es un síntoma. Los 43 jóvenes desaparecidos fueron el indicio de que el estado de Guerrero es un cementerio.

“Y después empezamos a ver qué pasa con Tamaulipas y en otros lados. Es siniestro lo que estamos viviendo”.

La madrugada del 27 de septiembre, del 2014, la policía municipal de Iguala aparentemente persiguió y atacó a los normalistas y, hasta la fecha, se desconoce qué realmente sucedió con ellos.

Y aunque éste es un tema que le interesa, sobre todo porque su padre Rodolfo Bonilla fue uno de los fundadores, políticamente en este momento le preocupa más que en México no se privatice el agua potable.

El actor, quien forma parte de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, sostuvo que algunas cúpulas políticas tienen el plan de que la distribución del agua esté a cargo de una empresa privada.

“Es un proyecto del que yo oí decir al egregio ex presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, que estaba echado a andar este préstamo con el Banco Mundial, de una cifra escalofriante.

“Hay una prueba hecha, en Centroamérica, que fue un fracaso siniestro, pero los negocios no ven si lo son o no. Son negocios. Los que vamos a acabar pagando nuestra agua y su negocio, para que sea redituable, somos nosotros”, dijo Bonilla.

El histrión debutó el viernes en la obra 3 Días en Mayo, en la que interpreta al ex Primer Ministro de Gran Bretaña, Neville Chamberlain.

El montaje narra las reuniones que realizó el gabinete de guerra de Winston Churchill, durante la Segunda Guerra Mundial, en mayo de 1940, en las que se decidió no pactar con la Alemania Nazi.

Bonilla, Sergio Zurita, José Carlos Rodríguez, Fernando Bonilla y Pedro Mira hicieron reír a las cerca de 400 personas que acudieron a la función y que, al final, aplaudieron el trabajo hecho sobre el escenario.


Anuncio