Anuncio
Share

Guerrero sin tregua. Suma 21 secuestros y seis asesinatos en el centro del estado

Personal de la ONU se reunió el pasado viernes con familiares de personas desaparecidas de Chilapa.

Personal de la ONU se reunió el pasado viernes con familiares de personas desaparecidas de Chilapa.

En esta localidad y en el municipio vecino de Zitlala la violencia sigue al alza, pues en los últimos 22 días han sido privadas de la libertad 21 personas, entre ellas dos mujeres y han sido asesinadas otras seis más, denunció José Díaz Navarro, vocero de la organización “Siempre Vivos”.

En Chilapa, como ejemplo, a las 9 de la noche, los habitantes ya no sale a las calles. Se ha autoimpuesto un toque de queda en el que la mayoría de los comercios bajan sus cortinas a esa hora y ya no hay actividad.

La última víctima se registro el pasado viernes en la comunidad de Zizicazapa, donde fue herido de bala un niño que falleció cuando era atendido en el hospital general de Chilapa.

Díaz dice que el número de personas desaparecidas en estos dos municipios podría ser de hasta 40.

“Sabemos que muchas personas son levantadas, pero luego son liberadas tras de recibir fuertes torturas de parte de la delincuencia organizada”, afirmó.

Agregó que sin contar los últimos 21 nuevos casos de desaparecidos, su organización tiene un conteo de 130 personas que fueron privadas de su libertad de 2013 a septiembre de 2016 en los dos municipios, pero además en este mismo lapso, se han registrado 200 asesinatos.

Agregó que “Siempre Vivos” presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) 22 casos de desaparecidos que se registraron durante la incursión que en mayo de 2015 realizaron presuntos policías comunitarios de la agrupación “Paz y Justicia” en Chilapa, sin tener resultados hasta ahora.

Díaz Navarro ha señalado que este grupo de comunitarios (que opera en los municipios de Chilapa, Zitlala y Quechultenango) tiene vínculos con el grupo delictivo de “Los Ardillos”, dirigido por los hermanos del ex legislador y perredista, Bernardo Ortega Jiménez.

“Los Ardillos” enfrenta una lucha contra “Los Rojos” o “Los Jefes”, dirigidos por Zenén Nava, quien desde 2015 huyó de Chilapa y, según fuentes de seguridad, se replegó a la zona indígena de los municipios de Zitlala, Copalillo y Mártir de Cuilapan.

En los dos accesos a Chilapa hay retenes de revisión del Ejército y en las calles principales patrullajes de la Policía Federal y Estatal, sin embargo el clima de inseguridad permanece en la zona.

En enero de este año el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el Gobernador Héctor Astudillo pusieron en marcha un operativo con 3 mil 500 elementos de las fuerzas federales y estatales.

Osorio Chong anunció la construcción de un cuartel militar cuya obra se realiza de manera lenta.

Apenas en septiembre el Gobierno federal relanzó los operativos de seguridad en 51 municipios del país con los más altos índices delictivos, entre los que estaban Chilapa, Chilpancingo, Acapulco, José Azueta e Iguala.


Anuncio