Anuncio

Horas antes de dispararle a su maestra y compañeros, Federico se despidió

Los peritos ingresaron para recolectar evidencia de la recámara del Federico, quien atacó a su maestra y tres compañeros en el Colegio Americano del Noreste.

Los peritos ingresaron para recolectar evidencia de la recámara del Federico, quien atacó a su maestra y tres compañeros en el Colegio Americano del Noreste.

“Hoy voy a estar muerto”, fue el mensaje que Federico le dio a uno de sus amigos ayer por la mañana, antes de balear a su maestra, a tres compañeros del salón y al final darse un tiro y suicidarse en el Colegio Americano del Noreste.

Lo anterior lo dio a conocer la mamá del amigo de Federico en un grupo de chat en Whatsapp.

Con voz entrecortada, la mujer habla sobre la amistad de los dos adolescentes, quienes fueron compañeros de escuela en el Instituto Columbia, por tres años.

“Aunque poco, se veían muy de vez en cuando”, expresó. “Lo triste es que justo hoy en la mañana (ayer) le mandó un mensaje de despedida, diciendo que hoy iba a estar muerto y que le agradecía porque él siempre lo escuchaba”.

Dijo que su hijo fue enterado de los sucesos cuando asistía al ensayo de una obra.

En el Colegio Americano del Noreste, al que Federico ingresó hace cuatro meses, compañeros de éste calificaron su comportamiento de los últimos días como “muy raro”, según contó la mamá de uno de los alumnos.

“Dice (su hijo) que era muy difícil entablar una conversación con Fede, pero que aun así les comentó que se sentía sin ganas de vivir y que estaba tomando una terapia con una psicóloga”, expresó la madre de familia.

“Los mismos compañeros decían: ‘Fede anda muy raro, algo se trae’. Eso lo notaron en estos días pero, como son chamacos, nunca se imaginaron qué era lo que realmente traía el niño”.

Según compañeros, por más que intentaron integrar al grupo a Federico desde que ingresó al Colegio, él no cedió.

“Dice mi hijo que por más que querían invitarlo e incorporarlo, él no quería.

“Siempre buscó estar solo, donde nadie lo molestara. (Dice) que era un niño difícil, ésa es la palabra que usó mi hijo, pero a la vez triste, pues nunca sonreía”.

Con información de Marión Altamirano


Anuncio