Anuncio

Advierten sobre perfil psicológico de Trump

Los constantes ataques del Presidente estadounidense a todo aquel que se atreva a criticarle o contradecirle podrían deberse a un problema psicológico.

Los constantes ataques del Presidente estadounidense a todo aquel que se atreva a criticarle o contradecirle podrían deberse a un problema psicológico.

(Alex Brandon / AP)

Los constantes ataques del Presidente estadounidense a todo aquel que se atreva a criticarle o contradecirle podrían deberse a un problema psicológico.

Es la teoría de John Gartner, ex profesor de la Johns Hopkins University Medical School y autor del libre “En busca de Bill Clinton: Una biografía psicológica”.

“Donald Trump tiene una peligrosa enfermedad mental y es temperamentalmente incapaz de ser Presidente”, afirmó el psicoterapeuta en declaraciones a U.S. News.

El Mandatario, agregó, tiene un “narcisismo maligno”, el cual es incurable y diferente del desorden narcisista de personalidad.

Aunque reconoce que no ha examinado personalmente al republicano, Gartner considera que cumple todos los criterios diagnósticos para la enfermedad mental, entre los que se encuentran el comportamiento antisocial, el sadismo, la agresividad, la paranoia, la falta de control y empatía y la sensación constante de que el resto del mundo no reconoce su grandeza.

“Hemos visto el suficiente comportamiento de Donald Trump en público como para hacer este diagnóstico indiscutiblemente”, aseveró.

Trump ha defendido -y alabado- su propio temperamento en numerosas ocasiones, y varios analistas han indicado que su retórica agresiva y los ataques directos contra sus críticos pueden haber jugado a su favor durante la campaña electoral.

Sin embargo, poco después de que jurara el cargo de Presidente, el neoyorquino se mostró enormemente enojado con los medios de comunicación que compararon el público de su ceremonia de inauguración con el de su predecesor, Barack Obama.

Pese a que las imágenes hablaban por si mismas, Trump calificó de mentira los reportes y aseguró que era el mayor asistencia a un evento que había visto en su vida.

Además, y sin que hubiera ninguna provocación previa al respecto, el Presidente dijo en su primera reunión con miembros del Congreso que la razón por la que había perdido el voto popular ante Hillary Clinton es que entre 3 y 5 millones de indocumentados votaron ilegalmente en las elecciones, una acusación no respaldada por ningún dato o reporte.

Este tipo de desconexión con la realidad, aseveró Gartner, no responde a una estrategia política concreta, sino a su trastorno mental.


Anuncio