Peña Nieto se despide de cuerpo militar que López Obrador promete disolver

EFE

El presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, se despidió hoy en Ciudad de México de los miembros del Estado Mayor Presidencial, organismo que el mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que disolverá tras su toma de posesión el próximo sábado.

Durante una ceremonia de ascensos, el último acto público de Peña Nieto como presidente de la República, el mandatario agradeció en un discurso la "lealtad, disciplina y vocación de servicio" de los miembros de este cuerpo.

"El Estado Mayor Presidencial ha sido pilar del desarrollo pacífico y armónico de nuestra sociedad; cada uno de ustedes reciba mi mayor reconocimiento y gratitud", dijo Peña Nieto durante el acto.

López Obrador anunció en agosto la disolución de este cuerpo militar de élite que ha protegido a los mandatarios mexicanos durante los últimos 70 años, así como la reasignación de sus integrantes.

Peña Nieto agradeció a los presentes, en representación de todos los que fueron miembros del cuerpo desde su puesta en marcha, por sus años de servicio y su "apoyo incondicional".

También valoró la actuación de Estado Mayor en los seis años de su administración (2012-2018), durante la que realizaron, afirmó, 68 giras internacionales, 513 por el interior del país y más de 1.000 eventos en Ciudad de México.

"En estos seis años han estado en todo momento atentos a las necesidades de seguridad del presidente y de las personas recibidas; han cumplido con su labor: misión cumplida", sentenció Peña Nieto.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor Presidencial, el general Roberto Francisco Miranda, pronunció también unas palabras para despedir al todavía presidente de México.

"Hemos sido impulsados por su reconocimiento a nuestros esfuerzos, y por expresarnos el amor que siente por nuestra patria", dijo Miranda a Peña Nieto.

Valoró positivamente los seis años de la administración saliente, en los que, aseguró, este organismo "se desarrolló sin precedentes".

Respecto al futuro, el general explicó que la única manera de solucionar los "serios desafíos que enfrenta México en materia de seguridad" es "la unidad institucional que usted (Peña Nieto) ha propiciado".

En lugar de mantener al Estado Mayor, López Obrador ha dicho que optará por la protección de 20 personas no uniformadas, 10 mujeres y 10 hombres con estudios universitarios, algo mayor que el cuerpo de escoltas que tuvo cuando fue alcalde de la capital mexicana, entre 2000 y 2005.

"Me cuida la gente y me cuida el pueblo, y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer", ha defendido López Obrador en múltiples ocasiones.

De hecho, cuando ganó las elecciones era habitual ver al político desplazarse por Ciudad de México en su vehículo particular abordado por ciudadanos que le pedían fotos y autógrafos.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°