Anuncio
Share
México

Buque mexicano de investigación culmina evaluación en Atlántico panameño

Científicos abordan el buque de investigación pesquera y oceanográfica "Dr. Jorge Carranza Fraser" en el Canal de Panamá (Panamá). EFE
EFE

Los 22 científicos que evalúan los recursos pesqueros de Centroamérica, a bordo del buque mexicano “Dr. Jorge Carranza Fraser” culminaron su misión en el Atlántico, luego de cruzar el Canal de Panamá, y proseguir con su labor en el Pacífico, informaron hoy autoridades locales y mexicanas.

El buque científico mexicano llegó a aguas panameñas el pasado 12 de octubre, para darle continuidad a la Campaña América Central 2018, que tiene como objetivo recolectar información científica sobre las especies marinas que hay en aguas del Corredor Biológico Mesoamericano.

La campaña -que comenzó el 17 de septiembre pasado en el puerto de Progreso, en Yucatán, México- explorará aproximadamente 14 mil kilómetros en aguas de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá con la finalidad de recolectar información científica sobre los recursos pesqueros de esos países.

Esta iniciativa se logra tras un acuerdo de colaboración entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (Inapesca) de México, con la participación de autoridades que abordan el tema pesquero en los países del Istmo Centroamericano.

En el barco, que ya hizo su barrido de especies en el Caribe, cuenta con laboratorios de pesca biológico, acústico y de oceanografía.

A partir de mañana, este navío se trasladará a aguas del Pacífico, saliendo de Panamá hacia Costa Rica para regresar a México, mientras sigue tomando muestras para tener un estudio completo sobre el desarrollo de las especies marinas en la región centroamericana.

La bióloga mexicana Diana Alatorre explicó que en Panamá no se pudo realizar mucho arrastre de fondo y se basaron más en la media agua, para no perjudicar el ambiente marino, pero que de igual forma le arroja datos científicos veraces en la investigación.

Alatorre forma parte de la tripulación de 22 científicos y 18 tripulantes, que zarparon el pasado 17 de septiembre de México, para recorrer unos 14 mil kilómetros en mares de América Central.

En el grupo hay dos panameñas: Yesuri Pinto, quien trabaja en el laboratorio de Oceanografía; y Laura Molina, en el de Biología.

“En Centroamérica y México estuvimos haciendo estaciones, en donde recolectamos datos de temperatura, salinidad y oxígeno de toda la región, para relacionarlos con los datos de temperatura y los recursos pesqueros”, sostuvo Pinto, quien es bióloga de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá.

Según la FAO, en 2016 la producción pesquera y acuícola fue de 13 millones de toneladas y los países de Centroamérica aportaron el 18 por ciento, convirtiéndose la actividad en el principal modo de vida de 2.5 millones de personas de la región.

Otros 3 millones de personas dependen indirectamente del sector pesquero y podrían beneficiarse aún más con los resultados que arrojen las investigaciones de los muestreos, destacan los científicos de esta misión.

La creación de un barco-laboratorio, especial para conocer las especies marinas en la región, tiene un costo de unos 700 millones de dólares y está dedicado a buscar mejoras para todos los países que estén interesados.

“Los estudios del buque Dr. Jorge Carranza Fraser también contribuirán al fortalecimiento de las capacidades institucionales y la cooperación de los países centroamericanos, ya que los investigadores comparten el trabajo científico a bordo con sus pares”, explicó Alejandro Flores, oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO para América Latina.

Durante el recorrido por aguas caribeñas, se detuvieron en 63 estaciones geográficas y se recolectaron 183 muestras de huevecillos, plancton, peces y larvas.

En Panamá, las especies más predominantes, según los reportes preliminares de los biólogo mexicanos, son el pez linterna, en arrastre de media agua; mientras que los camarones, lenguados, langostas y pargos fueron los predominantes en arrastres de muestras de fondo largo.

“Anualmente en el mundo se consume un promedio de 20.5 kilos de pescado y se estima que para 2030 esa cifra aumente un 18 por ciento solamente en Centroamérica, demostrando que esta actividad económica tiene gran potencial”, aclaró Dina López, oficial de Cooperación Sur-Sur de la FAO para América Latina y el Caribe.

Por su parte, Pablo Arenas, director General del Instituto Nacional de Pesca de México, destacó que para el cuatrimestre del próximo año, se estaría organizando un evento internacional en Panamá junto a la FAO para exponer todos los resultados obtenidos del recorrido por el Corredor Biológico Mesoamericano.


Anuncio