Amnistía: caravana de migrantes hondureños no amenaza la seguridad de México

EFE

Amnistía Internacional señaló hoy que la caravana de migrantes hondureños que tiene como objetivo llegar a Estados Unidos a través de México no es un amenaza para la seguridad del país latinoamericano y reivindicó que los migrantes merecen "dignidad y respeto".

La organización indicó en un comunicado que el Gobierno de México "debe escuchar las historias de aquellas personas que huyen de Honduras e informarles sobre su derecho a buscar asilo".

El jefe de la Policía Federal mexicana se desplazó a la frontera sur para controlar la llegada de una caravana de más de 1.600 personas de Honduras, incluyendo docenas de familias y niños.

"Las autoridades mexicanas no deberían adoptar un enfoque (como el del presidente Donald) Trump, tratando a las personas como una amenaza a la seguridad", declaró Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

"Estas familias merecen dignidad y respeto para garantizar que nadie sea devuelto ilegalmente a situaciones en las que puedan correr un peligro grave debido a la violencia ", añadió.

La organización publicó recientemente un informe que demuestra que el Gobierno de México "no está cumpliendo con las obligaciones" de respetar los derechos de las personas necesitadas de protección internacional.

El informe encontró que el 75 % de personas encuestadas por Amnistía Internacional detenidas por las autoridades migratorias mexicanas "no fueron informadas de su derecho a buscar asilo en México".

Guevara indicó que las autoridades mexicanas "deben respetar sus obligaciones conforme al derecho internacional e identificar las necesidades de cada miembro de la caravana, evitando a toda costa la detención de migrantes y prohibiendo la detención de niños".

La nota apuntó que la migración sin documentos no es un delito y muchas de estas personas podrían estar huyendo de la violencia en su país de origen con la intención de buscar asilo en México.

"Prohibir la entrada de estas personas a México y devolverlas a Honduras sería una violación del derecho internacional", señaló el texto.

Ayer, el Gobierno mexicano reiteró a los integrantes de la caravana de hondureños que pretende dirigirse a Estados Unidos, que le impedirá la entrada a los migrantes que no cumplan con los requisitos que marca la ley de este país.

Mediante un comunicado, el Instituto de Migración de México (INM) dijo que México tiene medidas de protección que son utilizadas cada año por "miles de centroamericanos", no obstante no prevé permisos de acceso sin cumplir las normas legales para dirigirse a un tercer país.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) señaló que el objetivo es atender la solicitud de un número elevado de migrantes que pudiera manifestar su intención de ingresar a territorio mexicano por dicha frontera.

La caravana de un millar de migrantes salió el 13 de octubre de San Pedro Sula (norte de Honduras) con la idea de entrar en México por Tapachula, en el sureño estado de Chiapas, donde esperan conseguir albergue en un refugio para migrantes.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°