Anuncio

Ciudadanos crean una policía comunitaria en estado mexicano de Morelos

Habitantes revisan vehículo hoy, viernes 20 de julio de 2018, en el poblado de San Agustin Amatlipac, del municipio de Tlayacapan en estado de Morelos (México). Ciudadanos de tres municipios del estado mexicano de Morelos anunciaron hoy la creación de una policía comunitaria para enfrentar la violencia, los secuestros y las extorsiones de la delincuencia organizada. EFE

Habitantes revisan vehículo hoy, viernes 20 de julio de 2018, en el poblado de San Agustin Amatlipac, del municipio de Tlayacapan en estado de Morelos (México). Ciudadanos de tres municipios del estado mexicano de Morelos anunciaron hoy la creación de una policía comunitaria para enfrentar la violencia, los secuestros y las extorsiones de la delincuencia organizada. EFE

EFE

Ciudadanos de tres municipios del estado mexicano de Morelos anunciaron hoy la creación de una policía comunitaria para enfrentar la violencia, los secuestros y las extorsiones de la delincuencia organizada.

“Llegaron muchas bandas ‘a cobrar derecho piso’ (cuota de dinero) y a secuestrar”, relató a Efe uno de integrantes de esta policía comunitaria que mantiene un retén a la entrada del municipio de Tlalnepantla.

Hartos de este tipo de ataques y de la falta de respuesta de las autoridades, los habitantes de Tlalnepantla, Yautepec y Atlatlahucan decidieron formar una policía comunitaria, explicó.

En este municipio de Morelos, la mayor parte de la población se dedica a la siembra y cultivo de nopal, aguacate y durazno.

“La policía y la presidencia municipal ya están de su lado, (de los criminales), de hecho ya no creemos en ellos y decidimos entre el pueblo unirnos, representarnos y apoyarnos entre nosotros”, añadió.

El grupo fue creado después de delincuentes de origen colombiano fueron detenidos hace un mes por los pobladores que los acusaron de extorsionar a los comerciantes en esta región del centro de México, indicó.

Los datos ofrecidos por los comerciantes era que regularmente a sus negocios se presentaban un hombre o una mujer, a bordo de una motocicleta, para pedirles una cuota.

“Nos dijeron que cobraban dinero y amenazaban a la gente. Nos dimos cuenta porque las personas nos empezaron a informar y por eso hacemos esto”, apuntó el entrevistado.

Para lograr la detención, los mismos pobladores crearon atrincheras y ubicaron retenes en las principales entradas a los poblados.

“Decidimos juntarnos todos en el pueblo para salir adelante, venimos a cuidar (por turnos) y estamos armados por cualquier situación que se presente”, expresó.

Además de esta policía comunitaria de Morelos, las denominadas “autodefensas” existen en los estados de Michoacán y de Guerrero, donde nacieron a raíz de la amenaza del crimen organizado.

En Michoacán surgieron en 2013 para defenderse del cártel de los “Caballeros Templarios”, una escisión de la “Familia Michoacana”, y se han dedicado principalmente a la producción y el tráfico de drogas, aunque también al secuestro y la extorsión.

Aunque desde 2011 ya existían algunas comunidades alzadas en armas en Cherán, estado de Michoacán.

El surgimiento de las fuerzas de autodefensa no es exclusivo de aquella entidad.

En el sureño estado de Guerrero nacieron en los años 70 del siglo pasado y resurgieron nuevos grupos a partir de 2013 con el aumento de la violencia.

Mientras que en el Valle del Mezquital, Hidalgo, existen desde 2008, y en poblados que simpatizan con el rebelde Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en Chiapas, desde 1994.


Anuncio