Anuncio

Autoridades financieras mexicanas piden a bancos reforzar su seguridad

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, habla con la prensa. EFE/Archivo

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, habla con la prensa. EFE/Archivo

EFE

Las autoridades financieras de México pidieron hoy reforzar la seguridad y la vigilancia a los bancos como medida preventiva para evitar sucesos como el ciberataque que padecieron en abril diversas entidades.

“Con base en elementos detectados en el monitoreo del funcionamiento del sistema financiero, las autoridades solicitaron el día de hoy a las entidades financieras incrementar sus niveles de alerta y fortalecer sus esquemas de seguridad y vigilancia”, indicaron el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En el comunicado conjunto, los organismos especifican que esta petición se realizó “de acuerdo con los protocolos de comunicación establecidos en el marco de las bases de coordinación en materia de seguridad”.

Estas bases se firmaron entre las autoridades del sector financiero, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y asociaciones gremiales del sector el pasado 24 de mayo.

“La medida anunciada es de carácter preventivo y las infraestructuras y los participantes del sistema financiero se encuentran operando con normalidad. Este tipo de comunicación con las entidades financieras será parte de la operación habitual del sistema”, concluyó el boletín.

A finales de abril al menos tres entidades financieras padecieron un ciberataque vinculado al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), suceso que el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, calificó “de una escala nunca vista” en el país.

Un primer ataque cibernético asociado al SPEI se registró el pasado 17 de abril y se inició desde una casa de bolsa, y en un segundo evento, el 26 de abril, se sustrajo dinero de un gran banco.

La cantidad de dinero robada mediante este fraude alcanzó los 300 millones de pesos (unos 15,6 millones de dólares) y se estima que se involucraron cientos de cuentas.

Los hechos están siendo investigados por la PGR través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de su unidad especializada en investigaciones cibernéticas.

El Banco de México, por su parte, anunció la creación de una Dirección de Ciberseguridad.


Anuncio