Anuncio
Share

Peña Nieto reafirma condena de México contra tratos “crueles” a migrantes

Fotografía cedida por la Presidencia de México que muestra al presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante un acto protocolario en la residencia oficial de Los Pinos hoy, miércoles 20 de junio de 2018, en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida por la Presidencia de México que muestra al presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante un acto protocolario en la residencia oficial de Los Pinos hoy, miércoles 20 de junio de 2018, en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó hoy los tratos “crueles” que se realicen contra los migrantes, en referencia a la política migratoria aplicada por Estados Unidos de separar a niños migrantes de sus familias.

“México ha expresado su más enérgica condena a cualquier trato cruel e inhumano a cualquier migrante, en especial hacia aquellos más vulnerables como son niñas y niños”, señaló Peña Nieto en un evento desarrollado en Ciudad de México.

Así, el mandatario reafirmó el mensaje emitido ayer por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, quien cargó contra esta política estadounidense porque “claramente representa una violación de los derechos humanos” y deja a los menores en una “situación de vulnerabilidad”.

Peña Nieto recordó que a la comunidad internacional “le tomó muchos años construir un sistema basado en reglas”, que no son decisiones arbitrarias sino “expresiones de consenso en torno a valores universales”.

Afirmó que su gobierno ha trabajado “diariamente” para proteger a los mexicanos que viven en el exterior, y que ahora reforzará estas acciones a través de la red consular en Estados Unidos.

Además, el presidente señaló que brindará asistencia a los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador “en el fortalecimiento de sus capacidades de protección ciudadana”.

Según datos oficiales, cerca de 2.000 menores migrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en tan solo seis semanas por la aplicación de la política de “Tolerancia Cero” del Gobierno estadounidense.

No obstante, el presidente Donald Trump firmó hoy una orden ejecutiva para detener la separación de los niños migrantes de sus padres y permitirá que se queden con ellos en centros de detención durante un plazo de tiempo dilatado.

“No nos gusta ver a las familias separadas. Al mismo tiempo, no nos gusta que la gente entre ilegalmente en nuestro país. Esto resuelve el problema”, dijo Trump en declaraciones a periodistas en el Despacho Oval.

Las expresiones de condena a esta política no han cesado durante el día de hoy en México.

En el Senado se leyó un pronunciamiento en que el Legislativo señala que “el gobierno de Trump ha violentado todas las normas de convivencia internacional al demoler los pilares en los que se basa la civilización y el desarrollo de la humanidad”.

Mientras que el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, aseveró que “en un mundo libre y democrático, nada debe estar por encima de los derechos humanos”, y que el asilo y el refugio son derechos “fundamentales”.

En un acto con motivo del Día Mundial de los Refugiados, Navarrete remarcó que, en México, “todas las personas que estén en territorio nacional, sin distinción alguna y sin consideraciones sobre su situación migratoria”, deben gozar de los derechos y libertades reconocidos por la Constitución.


Anuncio