Anuncio
Share

Muere migrante en tiroteo entre policías y traficantes en el este de México

Un migrante guatemalteco falleció y otros dos resultaron heridos en un tiroteo entre policías y traficantes de personas en el oriental estado de Veracruz, informaron hoy las autoridades locales. EFE/Archivo

Un migrante guatemalteco falleció y otros dos resultaron heridos en un tiroteo entre policías y traficantes de personas en el oriental estado de Veracruz, informaron hoy las autoridades locales. EFE/Archivo

EFE

Un migrante guatemalteco falleció y otros dos resultaron heridos en un tiroteo entre policías y traficantes de personas en el oriental estado de Veracruz, informaron hoy las autoridades locales.

Los hechos ocurrieron al filo de la medianoche del viernes en el municipio de Jáltipan, en la zona sur del estado, donde agentes de la Fuerza Civil, el grupo élite de la Secretaría de Seguridad Pública, detectó viajando a altas velocidades un camión.

Al marcar el alto los conductores de la camioneta, estos intentaron darse a la fuga disparando contra los uniformados, que repelieron la agresión, por lo que inició una persecución que culminó en un poblado rural, donde los traficantes de personas abandonaron la camioneta.

Al revisar la unidad, los agentes encontraron a 26 personas indocumentadas; una de ellos falleció y dos más resultaron heridos de bala, por lo que de inmediato se les brindó toda la atención y el apoyo necesario.

La víctima mortal fue identificada como Albino Sujuy Zamora, de 31 años.

Y los dos lesionados como Tomás Ricquiad de 23 años, con lesión de bala en el hombro izquierdo; y Sulma Catalina González Vásquez, de 24 años, con un impacto leve en el tobillo derecho, ambos de Guatemala.

Los otros 23 migrantes fueron trasladados a la Comandancia de la Policía Municipal de Jáltipan para su certificación médica y posteriormente entregados al Instituto Nacional de Migración (INM).

Veracruz es un estado sumido en una oleada de violencia relacionada con la operación de bandas dedicadas al narcotráfico, que tan solo el año pasado dejo más de 1.500 personas fallecidas.

Según Amnistía Internacional, alrededor de 400.000 personas, la mayoría de ellas provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, cruzan México rumbo a Estados Unidos cada año, aunque muchas de ellas no llegan a su destino porque son detenidas por las autoridades migratorias o caen en manos de grupos criminales.


Anuncio