Anuncio
Share

Presentan demanda contra “defectuoso” plan para salvar lobo gris mexicano

Una coalición de grupos defensores del medio ambiente presentó hoy una demanda contra un plan "defectuoso" de la administración del presidente Donald Trump para salvar al lobo gris mexicano, uno de los mamíferos más amenazados de América del Norte. EFE/ARCHIVO

Una coalición de grupos defensores del medio ambiente presentó hoy una demanda contra un plan “defectuoso” de la administración del presidente Donald Trump para salvar al lobo gris mexicano, uno de los mamíferos más amenazados de América del Norte. EFE/ARCHIVO

EFE

Una coalición de grupos defensores del medio ambiente presentó hoy una demanda contra un plan “defectuoso” de la administración del presidente Donald Trump para salvar al lobo gris mexicano, uno de los mamíferos más amenazados de América del Norte.

El Center for Biological Diversity (Centro para la Diversidad Biológica), que tiene su sede en Tucson, Arizona, informó mediante un comunicado de prensa que la demanda cuestiona el plan gubernamental anunciado en noviembre, asegurando que no toma en cuenta las investigaciones científicas sobre esta especie y su hábitat.

Según la demanda, el nuevo plan, al que califican de “defectuoso”, establece objetivos de población inadecuados, corta el acceso de los lobos a su hábitat de recuperación y no responde a las crecientes amenazas genéticas para la especie.

“Los lobos mexicanos necesitan urgentemente más espacio para vagar, protección contra las matanzas y más liberaciones de lobos para mejorar la diversidad genética de la especie”, dijo Elizabeth Forsyth, abogada de Earthjustice en el mismo comunicado.

Los demandantes aseguran que el plan de la administración de Trump ignoró por completo los comentarios enviados por decenas de miles de personas, incluyendo reconocidos científicos, expertos en el lobo mexicano, que pidieron esfuerzos más agresivos para la recuperación de la especie.

De acuerdo con los demandantes, análisis científicos demuestran que se requiere de por lo menos tres manadas de 750 lobos para establecer un verdadero esfuerzo de reintroducción de estos animales, que habitan principalmente en regiones de Arizona y Nuevo México.

“Los lobos mexicanos son vitales para restablecer el equilibrio natural en el suroeste, pero se necesita un plan de recuperación sólido y basado en la ciencia para abordar amenazas urgentes”, dijo en el mismo comunicado Michael Robinson, representante del Centro para la Diversidad Biológica.

Actualmente existen solo 113 lobos mexicanos en los Estados Unidos, los cuales descienden de siete ejemplares que fueron capturados y puestos en programas de reproducción antes de que la especie fuera exterminada en su hábitat natural.

Considerado una subespecie del lobo gris, el lobo mexicano fue agregado a la lista de especies en peligro de extinción en 1976, tras ser casi exterminado en esa región como consecuencia en gran medida de su cacería indiscriminada a lo largo de esa década.

No fue hasta 1998 cuando el Servicio de Pesca y Vida Silvestre (FWS) de EE.UU. soltó los primeros lobos mexicanos en la región suroeste de Arizona, para después hacer lo mismo en Nuevo México, y de esta forma tratar de restablecer la presencia del animal en la región.

Desde entonces, el proyecto ha estado plagado de controversias y ha divido a defensores del medioambiente con rancheros que temen la cercanía de este depredador.


Anuncio