Anuncio
Share
México

Amnistía Internacional pide a México liberar a presa que fue torturada

Amnistía Internacional pide a México liberar a presa que fue torturada

La directora de Amnistía México,Tania Reano (i); la madre de Veronica Razo, Austreberta Casalez (c), y su nieto Byron Ariano (d) participan hoy, jueves 30 de noviembre de 2017, en la entrega de 135,963 firmas ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para exigir la liberación y denunciar las violaciones de derechos humanos y fallas en el debido proceso en el caso de Verónica Razo, madre de dos hijos y sobreviviente de tortura sexual, detenida desde 2011 acusada de secuestro, en Ciudad de México (México). EFE

La organización Amnistía Internacional entregó hoy más de 135.000 firmas a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) de México para exigir la liberación de Verónica Razo, quien lleva seis años presa por secuestro tras un proceso de detención en el que sufrió torturas y abusos sexuales.

Los hechos se remontan a 2011 cuando Razo fue detenida por cuatro hombres vestidos de civil que la trasladaron a un almacén de la Policía Federal donde fue golpeada, asfixiada y violada para que firmara una confesión que la inculpaba de un delito de secuestro.

“Venimos a denunciar las violaciones de derechos humanos que ha cometido el Estado mexicano en el caso de Verónica. A día de hoy la Procuraduría General no tiene elementos probatorios que demuestren que es responsable del delito del que se la acusa”, explicó Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

Las 135.963 firmas exigiendo la libertad de Verónica fueron recogidas en México, Italia, Chile, Canadá, Paraguay, Venezuela, Alemania, Argentina, Francia, España, Corea del Sur, Puerto Rico, Perú, Brasil, Noruega y Estados Unidos.

Ante la Fiscalía se personaron representantes de todos estos países, así como del Secretariado internacional de Amnistía, quienes exigieron el desestimiento de la acción penal contra Razo.

“Hemos tenido varias mesas de trabajo con la Procuraduría donde nos explica que hay elementos suficientes para mantener la acusación mientras que nosotros mantenemos que no”, explicó Reneaum

Amnistia Internacional sostiene que hubo una serie de irregularidades en la detención de Razo, puesto que la Policía Federal registró su arresto cuando llevaba ya retenida 24 horas, tiempo durante el cual fue presuntamente torturada.

“La acusación se basa en una confesión que Verónica hizo tras haber sido torturada durante 24 horas”, defendió Reneaum ante los medios de comunicación.

Asimismo, según el atestado policial, Razo fue arrestada en una gasolinera de Ciudad de México, pero los empleados de la estación negaron que tal operativo policial hubiese tenido lugar.

Razo pasó dos rondas de reconocimiento, una presencial y otra de voz, en la que fue la única mujer entre los sospechosos del delito de secuestro que se le imputa, denunció Amnistía Internacional.

Tanto la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) como peritos de la misma Fiscalía confirmaron las pruebas que demostraban que Razo había sido sometida a torturas y, de hecho, la Procuraduría llegó a presentar una acción penal contra un policía por este delito, aunque mantiene la acusación contra Razo.

La madre de la detenida, Austreberta Casales, estuvo presente durante la entrega de las firmas, donde confirmó que lleva seis años visitando a su hija cada 15 días y exigió que se haga justicia.

En febrero pasado, Amnistía Internacional presentó un conjunto de firmas ante la Secretaría de Gobernación, que incluyó el caso de Razo en el mecanismo se seguimiento de violencia contra las mujeres.


Anuncio