Anuncio

“Fígaro” es mexicano, indocumentado y trabaja en Beverly Hills

Fotografía cedida en donde aparece el barítono mexicano José Adan Pérez, dando vida al famoso Fígaro, durante una presentación de la comedia, ¡Fígaro! (90210). Un Fígaro mexicano e indocumentado, trabajando en Beverly Hills para un magnate de bienes raíces y su esposa actriz, protagoniza la adaptación de la ópera "Las bodas de Fígaro", que se presenta en un escenario de Nueva York el próximo 7 de abril. ¡Figaro! (90210) at The Duke on 42nd Street. EFE/Nick Shakra/SÓLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida en donde aparece el barítono mexicano José Adan Pérez, dando vida al famoso Fígaro, durante una presentación de la comedia, ¡Fígaro! (90210). Un Fígaro mexicano e indocumentado, trabajando en Beverly Hills para un magnate de bienes raíces y su esposa actriz, protagoniza la adaptación de la ópera “Las bodas de Fígaro”, que se presenta en un escenario de Nueva York el próximo 7 de abril. ¡Figaro! (90210) at The Duke on 42nd Street. EFE/Nick Shakra/SÓLO USO EDITORIAL

Un Fígaro mexicano e indocumentado, trabajando en Beverly Hills para un magnate de bienes raíces y su esposa actriz, protagoniza la adaptación de la ópera “Las bodas de Fígaro”, que se presenta en un escenario de Nueva York el próximo 7 de abril.

En esta comedia, ¡Fígaro! (90210), que se presenta hasta el 23 de abril, el barítono mexicano José Adan Pérez da vida al famoso personaje de la ópera de Wolfgang Amadeus Mozart y con ella, el mensaje de la importancia de la inclusión cultural en una nación de inmigrantes.

“En este país se ha criminalizado a los inmigrantes, independientemente de si son legales o no. La obra muestra a dos indocumentados para que tengamos un poco de empatía con la situación y vida por la que pasan pero, también a otros personajes que generan la problemática de ellos”, dijo a Efe Pérez, cuyo Fígaro es un “handy man” (empleado de mantenimiento).

La adaptación de la obra, en inglés y español, y la letra de las canciones, con música de Mozart, es de Vid Guerrerio, que realizó el trabajo hace cinco años, y la dirección de Melissa Crespo, quienes destacaron la vigencia del mensaje original de la pieza, de que ningún ser humano puede ser superior a otro.

¡Fígaro! (90210) tuvo su debut en 2013 en la Ópera de Los Ángeles, para luego trasladarse a un teatro Off Broadway en Nueva York el año pasado, cuando Donald Trump aún no era presidente con favorables críticas de la prensa especializada y de Plácido Domingo.

Ahora retorna con algunos retoques para ubicarla en el contexto que vive el país bajo el nuevo gobierno y “promover la justicia social y la inclusión cultural” durante los primeros cien días de la presidencia Trump, según señala la producción.

“Al final de la obra, tenemos discursos distintos, con diferentes opiniones políticas. No buscamos generar discordia política sino mostrar los valores que se pueden vivir aquí gracias a la multiculturalidad”, agregó Pérez.

Fígaro defiende su amor por su novia Susana (la puertorriqueña Samarie Alicea-Feulien), una empleada doméstica con la que trabaja en la residencia del magnate Paul Conti y su esposa, Roxanne.

El empresario les lleva a vivir a la residencia porque había puesto sus ojos en la inmigrante, a la que promete su “green card” (legalizar su estatus), dejar a su esposa y casarse con ella.

Pero, cuando Susana cuenta todo a Fígaro, con el que hacía planes de boda, la noticia también llega a oídos de Roxanne, y ahí se inician los embrollos que llevan a un final feliz.

“La obra también expone situaciones de acoso que viven ciertas personas tengan o no tengan documentos. Cada personaje tiene su lado humano y lo bonito de la obra es que nos muestra eso, así como sus contrariedades a través de la música y comedia”, dijo el barítono.

Pérez, del estado de Sinaloa, fue becado en 2005 por una academia en Filadelfia, tras lo cual le reclutó Plácido Domingo para la ópera de Los Ángeles y hace cuatro años reside en Nueva York. Aseguró a Efe estar orgulloso como mexicano de encarnar a este personaje.

Para Alicea-Feulien, tener la oportunidad de contar con una obra que refleje los problemas que vive la sociedad “es una oportunidad única” para que la gente vea lo que son los derechos humanos, de que “todas las culturas tienen algo que aportar a este país”.

En momentos en que hay una “incesante demonización” de los inmigrantes, “es claro” que el mundo necesita Fígaro “ahora mas que nunca”, asegura por su parte la directora, Melissa Crespo.

“Necesitamos más espectáculos que humanicen a los inmigrantes, que muestren su perspectiva de que son como nosotros, gente que trabaja duro por una mejor vida, y la merecen”, indicó.

“Como artistas, podemos usar nuestra voz para abogar por aquellos que no pueden hacerlo y es nuestra manera de tomar una posición sobre las cosas que están ocurriendo”, afirmó.

Videos de Hoy

×
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar Ahora

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar

Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU. Ahora

Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU.

Clonación de tarjetas en ATMs Ahora

Clonación de tarjetas en ATMs

Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad Ahora

Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad

1:24

Madres solteras en EE.UU Ahora

Madres solteras en EE.UU

0:28

A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés Ahora

A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés

Rastreadores de fitness son inexactos Ahora

Rastreadores de fitness son inexactos

Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones Ahora

Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones

Una vistazo al traje espacial SpaceX Ahora

Una vistazo al traje espacial SpaceX

El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos Ahora

El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos


Anuncio