Anuncio
Share

Capturan a empresario acusado de lavar millones para exgobernador mexicano

Fotografía del exgobernador del estado mexicano de Tamaulipas Tomás Yarrington. EFE/Archivo

Fotografía del exgobernador del estado mexicano de Tamaulipas Tomás Yarrington. EFE/Archivo

Las autoridades mexicanas capturaron hoy al empresario Fernando Cano Martínez, acusado en EE.UU. de lavar millones de dólares para el exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, informaron hoy fuentes oficiales.

Aldo Fasci, portavoz de Seguridad del norteño estado Nuevo León, dijo en rueda de prensa que Cano Martínez fue detenido esta mañana cuando salía de un lujoso restaurante del municipio de San Pedro Garza García, ubicado en la zona metropolitana de Monterrey, la capital estatal.

La captura de quien fue tesorero en la Administración de Yarrington (1999-2004) se llevó a cabo en el marco de “una investigación conjunta entre el nuevo Gobierno de Tamaulipas y el estado de Nuevo León”, precisó.

El portavoz indicó que “hay una solicitud de extradición y una orden de arresto en Estados Unidos” en contra del empresario, por lo que será puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

Cano Martínez, exvicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, es acusado de ser el principal lavador de dinero que los cárteles de las drogas entregaban a Yarrington.

El exgobernador, expulsado en diciembre pasado del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), es acusado de favorecer la operación del cártel del Golfo y de los Zetas para el transporte de drogas hacia Estados Unidos.

Desde 2012, la PGR cuenta con una orden de aprehensión en su contra por narcotráfico y ha solicitado a la Interpol su colaboración para capturarlo en otros países.

Según el expediente de la Corte del Distrito Sur de Texas, el empresario operó la red de corrupción en la que se lavaron activos por cerca de 20 millones de dólares, a través de 14 cuentas bancarias abiertas en México y Estados Unidos.

Además, recibió el pago de sobornos para altos funcionarios y candidatos en el nororiental estado de Tamaulipas por parte del Cártel del Golfo desde 1998 hasta el final del mandato de Yarrington, de acuerdo con la investigación de los fiscales de Texas.

Como empresario favorito de Yarrington, estuvo involucrado en la construcción de numerosas obras públicas federales y estatales a través de sus empresas Materiales y Construcciones Villa de Aguayo y Gifer.

Fernando Cano también fue acusado ante el Congreso de Tamaulipas por un presunto fraude cometido en la compra de terrenos en el puerto de Altamira a un centavo el metro cuadrado.


Anuncio