Anuncio
Share

Alcaldes de San Diego y Tijuana, comprometidos en la colaboración binacional

En la imagen el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer. EFE/Archivo

En la imagen el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer. EFE/Archivo

Los alcaldes de San Diego (California) y Tijuana (México), Kevin Faulconer y Juan Manuel Gastélum, respectivamente, reafirmaron hoy su compromiso en la “colaboración binacional” a pesar del enrarecido ambiente que ha creado el presidente Donald Trump con sus ataques a México.

Faulconer recibió hoy en San Diego a su homólogo mexicano, Gastélum, para, entre otras cosas, anunciar la intención de ambos de renovar el memorándum de colaboración firmado hace tres años por las dos ciudades en beneficio de la denominada “mega región binacional”.

“Nuestra región alberga el cruce fronterizo más transitado de América del Norte y cada día se intercambian mercancías, cultura e ideas entre nuestros dos países”, destacó en rueda de prensa el alcalde republicano de San Diego.

“Nuestra economía binacional ayuda a generar empleos en San Diego, atrae inversiones y oportunidades que no pueden encontrarse en ningún otro sitio. Esto lo sabemos, porque hemos visto los resultados”, agregó.

El comercio internacional y la facilidad de inversión han propiciado la creación de más 110.000 empleos en San Diego, precisó Faulconer.

Bajo el acuerdo firmado a finales de noviembre de 2014 con el entonces alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán, se realizaron varias reuniones entre autoridades de las dos ciudades para analizar estrategias en temas comunes como el medio ambiente, cultura, infraestructura, seguridad, gestión de emergencias y desarrollo económico, entre otros.

La intención de los líderes de ambas ciudades, es “contar su historia” para demostrar cómo las dos ciudades pueden beneficiarse en diferentes rubros si se mantiene una sólida relación “que otras regiones soñarían con tener”.

Durante la reunión de hoy, ninguno de los alcaldes mencionó al presidente de Estados Unidos o sus políticas en materia de inmigración, señalando que a ellos les corresponde tomar acciones a nivel municipal.

“No podemos controlar la cosa fuera de nuestras ciudades, pero sé que continuaremos contando nuestra historia de colaboración y amistad y continuaremos trabajando juntos para la prosperidad de nuestra gente”, precisó Faulconer.

A su vez, Gastélum, quien asumió el cargo en diciembre pasado, coincidió en la idea de promover ambas ciudades como una sola región debido, entre otros factores, a su interdependencia económica.

“Cuando se crean trabajos en Tijuana, se crean trabajos en San Diego y viceversa”, afirmó.

“Lo principal aquí es que tenemos que fortalecer esta mega región, demostrar que se pueden hacer las cosas trabajando en equipo, independientemente de las políticas que pudieran de alguna manera pretender empañar esa buena relación”, agregó el alcalde tijuanense.

En este aspecto, el director de la Cámara Regional de Comercio de San Diego, Jerry Sanders, consideró que la región San Diego-Tijuana debe verse a nivel nacional como un modelo a seguir si se habla de comercio transfronterizo.

La economía de esta zona binacional está valorada en más de 230 mil millones de dólares anuales, gracias a la buena relación entre las dos regiones, algunas medidas como el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) y el talento de la fuerza laboral, consideró Sanders, quien fuera el trigésimo cuarto alcalde de San Diego (2005-2012).

De su parte, la directora ejecutiva del World Trade Center de San Diego, Nikia Clarke, destacó los beneficios de tener una visión binacional al momento de hacer negocios para ofrecer una opción atractiva a la inversión y evitar que oportunidades se vayan a otros países.

A su vez, refirió que hoy más que nunca “en momentos de incertidumbre” se requiere de voces que comprendan la dinámica en materia de inmigración, seguridad y comercio entre México y Estados Unidos.

“Lo que este país necesita ahora es gente que sepa y entienda nuestra realidad regional”, aseguró.


Anuncio