Anuncio
Share

Activistas temen que “militarización” de frontera atente contra derechos

La militarización de la frontera con México que se prevé durante la Administración Trump podría incrementar los casos de violaciones de derechos civiles y prácticas de perfil racial, indicaron hoy activistas a favor de los inmigrantes. EFE/ARCHIVO

La militarización de la frontera con México que se prevé durante la Administración Trump podría incrementar los casos de violaciones de derechos civiles y prácticas de perfil racial, indicaron hoy activistas a favor de los inmigrantes. EFE/ARCHIVO

La militarización de la frontera con México que se prevé durante la Administración Trump podría incrementar los casos de violaciones de derechos civiles y prácticas de perfil racial, indicaron hoy activistas a favor de los inmigrantes.

“La Patrulla Fronteriza tiene una larga historia de abusos y violaciones a los derechos civiles y humanos, así como un sistema de cuentas prácticamente inexistente”, dijo a Efe Vicki Gaubeca, directora en Nuevo México del Centro Regional de los Derechos de la Frontera de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

En medio de las recientes órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump el Gobierno federal ha dado luz verde a la contratación adicional de unos 5.000 agentes para vigilar la frontera con México.

El número de agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) prácticamente se duplicó durante la Administración del expresidente George W. Bush (2001-2009), cuando pasó de 11.000 a más 20.000 efectivos, de los cuales en la actualidad 17.659 vigilan la frontera con el país vecino.

Politólogos e historiadores señalan que la actual ha sido la peor etapa de la relación bilateral, por lo menos desde la expropiación petrolera; llaman al Gobierno a redefinir su postura para hacer frente a la actual crisis y a conducirse con seguridad y sin complejos ante el vecino país.

Politólogos e historiadores señalan que la actual ha sido la peor etapa de la relación bilateral, por lo menos desde la expropiación petrolera; llaman al Gobierno a redefinir su postura para hacer frente a la actual crisis y a conducirse con seguridad y sin complejos ante el vecino país.

(agencia reforma)

La medida de Trump incrementará a un total de 22.659 los agentes asignados a la frontera sur, una cifra sin precedentes y que llevan a Gaubeca a preguntarse si los nuevos efectivos contarán con el entrenamiento necesario para no incurrir en prácticas de perfil racial.

Aunado a ello, Gaubeca lamenta la partida del jefe de la Patrulla Fronteriza, Mark Morgan, cuya salida como cabeza de esta agencia federal dio a conocer CBP el jueves.

“Bajo Morgan se habían hecho pocas reformas, pero avanzaron las investigaciones de violaciones a derechos civiles”, manifestó Gaubeca.

ACLU ha entablado varias demandas contra la Patrulla Fronteriza por prácticas de perfil racial. En la ciudad de Tucson, en Arizona, actualmente se encuentra en proceso la denuncia de ACLU por el trato que reciben los indocumentados que son detenidos en las celdas de la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson, popularmente conocidas como “hieleras”.

“Un nivel de militarización sin precedentes que afectará directamente a las comunidades fronterizas”, señaló a Efe Isabel García, directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, respecto a lo que esperan las ciudades vecinas a México durante el mandato de Trump.


Anuncio